El aumento de la incertidumbre política interna de México, explica la postura restrictiva que mantiene la política monetaria para anclar las expectativas de inflación a largo plazo y preservar la estabilidad financiera, advierte Martín Castellano, Jefe de Investigación para América Latina en el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

“Las preocupaciones sobre la prima de riesgo, Pemex y una nueva acción de calificación que lo envíe a las emisiones especulativas; la inflación subyacente afectada por los aumentos salariales y el costo de perder la credibilidad, dan como resultado la tasa tan alta que mantiene el Banco de México incluso en el contexto de desaceleración donde se encuentra la economía”, advierte.

Tras realizar una visita de tres días a México, de la que dio cuenta El Economista, explica a los miembros del IIF -que son fondos de inversión, corredurías y bancos globales-,  que el Banco de México se mantiene como la principal fuente de estabilidad para el país.

Y asevera que es la institucionalidad y autonomía del banco central, un claro determinante para garantizar un ajuste ordenado ante el sentimiento bajista que sí prevalece acerca de México.

En una nota, emitida a los miembros del IIF, advierte que Petróleos Mexicanos (Pemex) es el principal riesgo para las perspectivas de desempeño del PIB “en medio de crecientes dudas sobre la sostenibilidad de la estrategia política general para el sector energético”.

Difícil, cumplir meta fiscal

El estratega considera que el debilitamiento de la actividad hará que los objetivos del balance fiscal sean difíciles de cumplir. Esto será un factor importante para la flexibilización de la política monetaria.

Este dicho subraya lo que explicó la semana pasada, el Jefe de Investigación del IIF a El Economista,  cuando destacó que la disciplina fiscal es un factor clave para el gobierno de México.

Y que el inversionista valora mucho el compromiso que tienen con la prudencia fiscal. En aquel momento, Castellano explicó que en esa visita, que originó estas notas para los miembros del IIF, se entrevistó con autoridades financieras e instituciones del sector. Ahí mismo identificó los vientos externos que amenazan de forma constante a México, como los aranceles que planea aplicar Estados Unidos a México, en caso de no cumplir con sus solicitudes por ahora, en materia migratoria.

El IIF es la mayor asociación de instituciones financieras de operación mundial, con sede en Washington, y cuenta entre sus integrantes a Lloyds Banking Group; BlackRock Inc., Banco Bradesco, Bancolombia, Interacciones, BBVA Bancomer, Grupo Financiero Banorte, Nomura Holdings; KBC Bank; China Life Insurance Company; JSC VTB Bank; CaixaBank; Nordea Bank AB; Abhu Dhabi Global Market, Qatar National Bank; Standard Life Aberdeen; BNP Paribás, UBS;  ICICI Bank entre otros 360 miembros.

[email protected]

erp/kgb