El gobierno portugués prevé reducir su déficit público a 3% del PIB en el 2012, y respetar así las reglas europeas de disciplina presupuestaria un año antes de lo previsto, según nuevas proyecciones publicadas la noche del viernes por el Ministerio de Finanzas.

En un informe de orientación de política presupuestaria remitido al Parlamento, el Gobierno socialista apuesta por un déficit a 3% del PIB en el 2012 y 2% en el 2013, contra unas previsiones de 3.8% y 2.3% inscritas en el Programa de Estabilidad y Crecimiento elaborado en marzo.

Para el 2010 y el 2011, el documento mantiene las previsiones a la baja anunciadas en mayo, a la par que un nuevo paquete de medidas de austeridad, de un déficit de 7.3% del PIB para este año y 4.6% el año próximo.

En cuanto a la deuda pública del país, el Gobierno espera "una estabilización en el 2012", a un 85.9% del PIB, y una reducción a 84.3% en el 2013. La previsión en marzo era de un 90.7% para el 2012 y 89.8% en el 2013.

RDS