Portugal captó 1,000 millones de euros en bonos del Tesoro a un plazo de dos meses en el mercado libre, mientras espera la primera entrega de los 78,000 millones de euros del acuerdo alcanzado con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

La tasa media de interés exigida por los inversores para otorgarle este crédito a dos meses se elevó a 4.65%, anunció el Instituto de Gestión del Crédito Público (IGCP).

El 4 de mayo, fecha de su última emisión, el Estado portugués consiguió vender más de 1,000 millones de euros en bonos del Tesoro a tres meses a una tasa ligeramente inferior al 4.652 por ciento.

La demanda fue 2.1 veces superior a la oferta este miércoles, mayor también que la anterior (1.9).

Esta es la primera emisión desde que los ministros europeos de Finanzas aprobaran el plan de ayuda negociado a principios de mes entre el gobierno socialista dimisionario que será financiado en dos tercios por Europa y el resto por el (FMI).

A cambio de esta ayuda que se extenderá por tres años, Portugal se ha comprometido a adoptar nuevas medidas de rigor, reestructurar y reforzar el capital de sus bancos, proceder a privatizaciones y llevar a cabo reformas sobre todo en el sistema de salud y en la administración, con el objetivo de sanear las finanzas públicas y reducir el déficit del 9.1% del PIB del año pasado al 3% para el 2013.

Según el ministro portugués de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, Portugal pagará unos intereses de alrededor del 5.1% por el paquete de ayuda, del que espera recibir una primera entrega de alrededor de 18,000 millones de euros a finales de mayo o principios de junio.

Entre otras cosas, le permitirá reembolsar un crédito de 4,900 millones de euros que expira el 15 de junio.

Pese a esta ayuda financiera, el gobierno portugués anunció que mantendría su programa de emisión de la deuda, que prevé dos nuevas emisiones de bonos del Tesoro, por un monto de entre 1,000 y 1,500 millones de euros para finales de junio.

RDS