El Banco de Portugal recortó el martes su estimación del panorama económico para el país y ahora prevé una contracción de 1.9% en el Producto Interno Bruto durante el 2013, debido a una reducción del consumo doméstico y porque la desaceleración global afectaría la demanda de exportaciones.

La proyección del banco en su reporte económico de invierno boreal fue recortada desde la estimación previa de una caída del 1.6% en el PIB para este año y se compara con la previsión del Gobierno de una contracción del 1% en el 2013.

El Banco de Portugal dijo que el PIB debería repuntar para registrar un crecimiento de 1.3% el próximo año, pero eso depende de si se aplican nuevas medidas de austeridad bajo los términos del rescate al país ofrecido por el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea.

Este será el tercer año de recesión que afrontará Portugal, que atraviesa por su peor crisis económica desde la década de 1970.

RDS