La oposición y el Gobierno de Portugal unirán fuerzas para acelerar las medidas de austeridad que le permitirán al país asegurar el cumplimiento de sus metas fiscales, dijo el miércoles el primer ministro tras denunciar ataques especulativos contra la deuda del país.

El Gobierno y el principal partido de oposición decidieron trabajar en conjunto para responder a un ataque especulativo sin ninguna base sobre el euro y la deuda soberana de Portugal , dijo a la prensa el primer ministro José Sócrates tras reunirse con el líder socialdemócrata (PSD) Pedro Passos Coelho.

Standard & Poor's bajó el martes en dos escalones la calificación de la deuda de Portugal, citando dudas sobre la capacidad del país para lidiar con altos niveles de deuda.

En un reflejo de esa preocupación, el diferencial entre los bonos portugueses y alemanes a 10 años se amplió el miércoles a más de 320 puntos básicos, un récord en la historia de la zona euro.

El plan de ajuste del Gobierno, diseñado para reducir el déficit fiscal a un 2,8% del Producto Interno Bruto para el 2013 desde un 9.4% el año pasado, incluye congelar los salarios del sector público, reducir el gasto y subir los impuestos para los sectores de mayores ingresos, pero los analistas dicen que el país necesitaría medidas adicionales.

El PSD acordó cooperar y expresar a los mercados internacionales (...) nuestra intención de colocar el interés del país por encima de todo , dijo Passos Coelho.

El líder opositor señaló que Sócrates "mostró apertura a considerar medidas para fortalecer el crecimiento y el programa de estabilidad".

apr