Portugal profundizará su previsto recorte de déficit presupuestario el próximo año en 1.5 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto, y podría subir los impuestos si fuese necesario, dijo el ministro de Finanzas, Fernando Texeira dos Santos.

Hablando en Bruselas poco después de que se acordara un paquete de rescate de emergencia para la zona euro de 1 billón de dólares para estabilizar los mercados financieros, el funcionario aseguró que el déficit portugués sería reducido a 5.1% del PIB.

"En el 2011 continuaremos nuestros esfuerzos de manera de reducir el déficit en 1.5 puntos más de lo que se había planeado", dijo en comentarios televisivos.

"Tenemos un enfoque especial en la reducción del gasto, la consolidación será hecha por el lado del gasto. Pero si es necesario un esfuerzo adicional, si un alza en los impuestos es necesaria, tendremos que tomar tal medida", agregó.

El fin de semana, el gobierno ya se había comprometido a recortar el déficit este año en un punto porcentual adicional a 7.3% del PIB.

Portugal ha prometido a Bruselas que reducirá su déficit hacia 2.8% del PIB para el 2013.

El ministro de Finanzas alemán, Jan Kees de Jager, dijo el lunes que utilizar el paquete de rescate impondría condiciones de austeridad sobre quienes potencialmente pidan los préstamos, similares a las condiciones impuestas recientemente a Grecia

La autoridad alemana aseguró que era importante que España y Portugal, en particular, hayan indicado que harían compromisos claros para recortes sustanciales en el presupuesto en el 2010 y el 2011. Ambos países han sido vistos como riesgosos para presentar una crisis de deuda al estilo griego.

Analistas dicen que Portugal tiene buenas posibilidades de no tener que solicitar la ayuda, especialmente si las compras de bonos por parte del Banco Central Europeo calman a los mercados.

El Gobierno de minoría socialista ha desechado anteriormente el alza en los impuestos, pero economistas dicen que al menos impuestos indirectos como el del valor agregado y a los combustibles deberían subir.

El año pasado, la brecha presupuestaria de Portugal tocó 9.4% del PIB después de 2.7% en el 2008. Las preocupaciones de los inversores han impulsado una liquidación de los activos portugueses desde enero.

La prima que los inversores demandan por comprar bonos de Portugal a 10 años sobre los alemanes alcanzó cerca de 380 puntos básicos la semana pasada, desde 70 puntos básicos a fines de diciembre, pero se contrajo a 196 puntos básicos el lunes tras las noticias del paquete de estabilización para la zona euro.

RDS