El Banco Central de Chile dejó estable el jueves su tasa de interés referencial en 3.5%, tal como esperaba el mercado, ante nueves señales de una gradual moderación de la inflación y en medio de un bajo desempeño de la actividad doméstica.

Con esta decisión, la Tasa de Política Monetaria (TPM) acumuló ocho meses en su actual nivel, aunque el emisor retiró la mención a la necesidad de normalizar la política monetaria para asegurar la convergencia de la inflación a la meta.

"El Consejo reafirma su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3% en el horizonte de política", dijo el ente rector en un comunicado.

NOTICIA: Chile mantiene en 3.50% su tasa de interés

El cambio de sesgo del Banco Central fue destacado por analistas, pero la mayoría no espera que tras el cambio de sesgo se produzca una baja en la tasa de interés clave en lo que resta del año.

"Pese al cambio de sesgo, nuestro escenario base considera que la TPM se mantendrá inalterada durante este año. Una eventual reducción respondería, como lo señala el comunicado, a las condiciones macroeconómicas internas y externas sobre los precios", dijo un informe del banco Santander Chile.

Sin embargo, algunos expertos creen que este cambio de sesgo sería la antesala de un mayor estimulo monetario en el corto plazo ante el bajo desempeño de la actividad doméstica.

"Llegó finalmente lo que esperábamos, el Banco Central migra a un claro sesgo neutral. Nos mantuvimos estoicos anticipando un cambio de sesgo cuando el mercado mantenía expectativas de alzas, igualmente como lo hacemos hoy esperando al menos un recorte en la TPM durante este segundo semestre", dijo un informe del BBVA.

NOTICIA: Chile recorta estimación de crecimiento a 1.75% para el 2016

Con todo, el autónomo organismo destacó que con la inflación anualizada a julio, que fue de un 4,0 por ciento, se retornó a su rango de tolerancia, un objetivo que había perseguido durante mucho tiempo.

"Las expectativas de inflación a dos años plazo permanecen en 3 por ciento. La evolución de estas variables se seguirá monitorizando con especial atención", enfatizó la entidad.

Un factor que podría contribuir a una menor inflación en los próximos meses es el avance del peso chileno frente al dólar en las últimas semanas, un hecho que también fue destacado escuetamente por el Banco Central en su comunicado.

NOTICIA: Chile lanza plan para reforzar crecimiento económico

Junto con ello, la entidad mencionó que en el segundo trimestre la actividad y la demanda interna mostraron un crecimiento acotado, mientras que los índices de confianza permanecen en niveles pesimistas y el mercado laboral sigue dando cuenta de un gradual deterioro.

abr