La amenaza de recesión en el conjunto de la zona euro muestra que la estrategia de restricciones monetarias y férreos controles deficitarios es equivocada, y solo con políticas de reactivación se podría evitar, afirmó hoy el diario El País.

En su editorial el periódico analizó los datos conocidos la víspera que revelen que el Producto Interno Bruto de la zona euro decreció hasta el -0.2% en el segundo trimestre, a pesar del crecimiento en Alemania.

Refirió que la recesión en países como España, Portugal e Italia no reciben la compensación del crecimiento alemán, cuyo gobierno es el que más trata de imponer las restricciones a esas otras economías que a cambio de ello no reciben contrapartida alguna.

Explicó que mientras la economía alemana tiende a sostenerse por el aumento de sus exportaciones y la captación de capital que sale de los otros países, el riesgo lo tienen Francia y Finlandia que podrían pagar la factura de las recesiones en España e Italia.

Asimismo, enfatizó que los países con ajustes de gasto público y los costos de sus rescates financieros agravan el hundimiento de la demanda y penalizan el ahorro para hacer frente a sus compromisos de deuda.

El conjunto de la Eurozona no respirará cómodamente hasta que se reactiven las economías llamadas periféricas. Este es un argumento que puede demostrarse empíricamente y que se confirmará probablemente durante los próximos trimestres , advirtió.

El País aseguró que en los próximos meses aumentará la presión a Alemania para ofrecer políticas de reactivación controlando la deuda de los países con problemas financieros, a la vez que se incrementará la temperatura social debido al recorte en ayudas públicas ante el elevado desempleo como en España.

RDS