El gobernador del Banco de Japón (BoJ), Haruhiko Kuroda, dijo ante el Parlamento nipón que había límites de lo que puede hacer la política monetaria, ya que años de impresión masiva de dinero no han logrado impulsar los precios de manera sostenible.

Sus comentarios fueron un reconocimiento poco común de la dificultad que enfrenta el BoJ para cumplir con su objetivo de inflación de 2%, y subrayan la lucha que tienen los principales bancos centrales para defenderse de choques como la pandemia de coronavirus con un conjunto de herramientas cada vez menor.

Kuroda también comentó que los bancos centrales eran en última instancia responsables de prevenir una inflación o deflación excesivas, ya que el tamaño de la impresión de dinero afecta los movimientos de precios a largo plazo.

“Pero cuando miras lo que sucedió, el BoJ desplegó una cantidad máxima de estímulo y, sin embargo, no hemos logrado nuestra meta de inflación de 2 por ciento. Esto muestra que la política monetaria tiene algunos límites”, dijo el martes al Parlamento.

“Al igual que otros bancos centrales, nos sentimos responsables de no alcanzar nuestro objetivo de precios”, agregó.

Kuroda también advirtió que Japón debe mejorar la sostenibilidad de sus finanzas ya que su situación fiscal se encuentra en un “estado extremadamente grave”.

No proporcionó detalles sobre cómo arreglar las finanzas del país, solo dijo que la política fiscal estaba dentro de la jurisdicción del gobierno y los legisladores electos.

El gobierno y el BoJ han cooperado en el despliegue de una combinación de programas de estímulo fiscal y monetario masivos para amortiguar el golpe económico de la pandemia.

Sin embargo, especialistas advirtieron que años de tasas de interés ultrabajas han generado complacencia entre los legisladores y les han permitido retrasar la tan necesaria reforma fiscal para controlar la enorme deuda pública de Japón.

Banco de China apoyará crecimiento económico

Por su parte, el gobernador del banco central de China, Yi Gang, dijo que la política monetaria de China continuará apoyando el crecimiento de la economía y el banco  observará la acumulación de deuda y los riesgos de los créditos con mal desempeño.

En declaraciones en una reunión virtual del Foro Económico Mundial, Yi dijo que las políticas macroeconómicas de China se enfocarán en maximizar el empleo con el fin de ayudar a impulsar el consumo, y que las exportaciones del país lucen bien para este año.

“La política monetaria continuará impulsando la economía, pero al mismo tiempo vigilaremos los riesgos. Mantendremos un delicado balance entre el respaldo a la recuperación económica y al mismo tiempo evitaremos riesgos”, sostuvo Yi.

“Uno de los riesgos es el nivel macro de deuda que China ha estado incrementando de alguna manera desde el año pasado, el otro son los créditos de mal desempeño que están creciendo, y también vemos amenazas externas, como el flujo de capitales hacia el país”, declaró.