La política monetaria de la zona euro debe ser normalizada, dijo el presidente entrante del Bundesbank, Jens Weidmann.

La nueva cabeza del banco alemán mencionó que las reformas europeas deben hacer que los países y los inversores privados enfrenten las consecuencias de sus decisiones.

En sus primeros comentarios sobre política monetaria, Weidmann dejó en claro que la normalización no es una pregunta "de 'si', sino de 'cuándo'".

Weidmann, quien era el principal asesor económico de la canciller alemana Angela Merkel, llamó al gobierno a aprovechar el repunte económico para reducir el déficit público de Alemania, poniéndose como ejemplo para otros países europeos.

En cuanto a las reformas de la zona euro, agregó: "para que la unión monetaria vuelva a andar a un tranco firme, las normas deben ser enmarcadas de manera tal que las políticas financieras nacionales y los inversores privados asuman las consecuencias de sus decisiones".

"Imponer cargas financieras a terceras partes no puede ser visto como una ruta atractiva", agregó Weidmann.

apr