La política monetaria expansionista de Estados Unidos puede tener efectos colaterales peores que los directos, declaró este jueves el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, al resumir ante la prensa una reunión del grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

"Estamos preocupados con el hecho de que EU solo utilice la política monetaria para estimular a la economía estadounidense. Es evidente que la política monetaria ayuda pero no resuelve los problemas", declaró Mantega tras la reunión con sus pares, al margen de la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Es evidente que si usted practica expansión monetaria durante 10 años en algún momento va a dar resultados, pero los efectos colaterales quizás sean peores que los resultados directos", añadió.

"Mejor si tuvieran una política fiscal más clara, para complementar una política monetaria expansionista", aconsejó Mantega, en referencia a Estados Unidos.

Washington se enfrenta a la posibilidad de un aumento repentino de los impuestos y de recortes drásticos del gasto público, conocido como "precipicio fiscal", a causa del desacuerdo político entre republicanos y demócratas en el Congreso, que tienen que renovar un pacto al respecto antes de diciembre.

Ese tema fue uno de los abordados por los ministros del grupo BRICS, junto a la situación en la zona euro, explicó Mantega.

"Tenemos una visión parecida con el World Economic Outlook (el informe de evaluación del FMI), que hace una evaluación de que la economía mundial no ha mejorado", explicó el ministro brasileño.

Los países europeos están "tomando medidas en la dirección correcta, los instrumentos que están siendo construidos son adecuados", explicó.

Pero "el problema es que todos esos nuevos instrumentos se demoran", criticó.

Mientras tanto los países emergentes deben aprovechar sus sinergias, dijo Mantega. "Tenemos que aprovechar nuestro dinamismo para poder continuar creciendo", dijo.

Los ministros del grupo decidieron avanzar en los planes de creación de un fondo de reservas y de un banco, y volverán a reunirse en noviembre en México.

RDS