Ante las constantes reducciones en el precio del petróleo, los recortes al gasto público cada vez son más probables, pues los ingresos que se obtendrán por este concepto podrían disminuir y ello golpearía a las finanzas públicas, coincidieron expertos.

En octubre pasado, el Senado de la República aprobó una reducción al precio del barril de petróleo y lo ubicó en 79 dólares la Ley de Ingresos, con ello, y considerando un volumen de producción de 1.1 millones de barriles por día, se obtendrían ingresos por 31,000 millones de dólares, 31% del gasto público para el 2015.

No obstante, tomando en cuenta un panorama pesimista en el que el precio del barril del petróleo llegue a los 30 dólares, el gobierno dejaría de percibir más de 20,000 millones de dólares de los ingresos petroleros; es decir, 65% menos.

Al respecto, Héctor Villareal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), dijo que, en primera instancia, para poder realizar ajustes, el gobierno tendrá que esperar a que pasen las elecciones y después generar un ajuste al gasto público federal, y posteriormente deberá tomar decisiones más fuertes, como la creación de nuevos impuestos.

La caída en los precios del petróleo que estamos observando parece no tener fin. Para las finanzas públicas del país sería favorable que se generara un recorte al gasto público, y a pesar de que se hizo un acuerdo de certidumbre tributaria, el gobierno podrá hacer un llamado a una nueva reforma fiscal , advirtió Villareal.

Raymundo Tenorio, académico del Tecnológico de Monterrey, refirió que en el 2014 los ingresos por las exportaciones petroleras sumaron más de 42,000 millones de dólares, con un precio promedio de 86 dólares por barril, pero ante la reducción del precio de la mezcla mexicana la entrada de dólares caería en 18,000 millones de dólares.

Desde luego, cada vez hay más probabilidad de que exista un recorte al gasto público y veo muy difícil que el precio del petróleo se vaya a recuperar como dicen las autoridades. Será hasta diciembre de este año cuando se recuperen los precios para ubicarse entre 60 y 68 dólares, pero no más .