El anuncio de la Secretaría de Hacienda de movilizar más de 480,000 millones de pesos tendrá impacto limitado sobre el crecimiento de la economía y enfrenta riesgos de ejecución, advirtió la calificadora Moody’s.

La ejecución presupuestaria ha estado por debajo de lo aprobado y encierra con ello uno de los principales factores de riesgo, dijo Ariane Ortiz, analista de riesgo soberano de México.

Reconoció que el impacto sobre cuentas fiscales es limitado, dado que la mayor parte del dinero involucra préstamos a través de banca de desarrollo y el uso de Asociaciones Público Privadas.

Confirmó que la desaceleración económica “es un tema de creciente preocupación para las autoridades y genera una señal de cómo el gobierno podría utilizar la banca de desarrollo para apoyar el crecimiento”.

No obstante, la agencia mantiene sin cambio su pronóstico de crecimiento para este año, en  1.2 y 1.5% para el 2020.

Desde Nueva York, el jefe de Research para América Latina en Barclays, Marco Oviedo, explicó que el tamaño de los recursos planteados por el secretario de Hacienda es equivalente a 0.5 puntos del PIB.

“Creo que esto probablemente impactará en la economía y se verá hasta finales del año. Y lo interesante es que logre la confianza de los inversionistas y se detone en el cuarto trimestre”, sostuvo.

Descartó que pueda generar ajustes al alza en las expectativas, pero sí podría detener recortes en los pronósticos.

El economista para México de BNP Paribas refirió que “hay muchas preguntas sobre el tamaño del impacto que tendrá en la economía”.

El lunes 29 de julio, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, anunció medidas por 485,000 millones de pesos, unos 25,000 millones de dólares, que buscan tener impacto inmediato en la economía.

Se fundamenta en tres ejes: inversión en infraestructura, adelantar licitaciones para el 2020 y financiamiento para las pymes, así como colocar créditos hipotecarios a través de la banca de desarrollo.

Cepal lo ve favorable para IP

Al respecto, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, comentó que el plan anunciado por el secretario de Hacienda para acelerar la economía “es una señal potente que puede alentar al sector privado”.

Detalló que, si se aplica junto con una política monetaria expansiva, podría completarse un sesgo procíclico como el que ha sugerido por años la comisión que representa.

Aseguró que estas medidas, más el cambio estratégico de la política económica que pone al gobierno al frente de Pemex, tendrán impacto positivo en el largo plazo.

[email protected]

erp