Las medidas de Grecia en contra de los evasores de impuestos, como los médicos y los abogados ,están fallando y deben fortalecerse, refiere un informe de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Atenas recolectó sólo la mitad de las deudas impositivas y realizó menos de la mitad de las auditorías que tenía que hacer bajo las metas fijadas por sus acreedores, de acuerdo con un sondeo de los prestamistas internacionales del país, recopilado en noviembre.

La misión expresa su preocupación de que las autoridades estén dejando de actuar y que la iniciativa para combatir la evasión impositiva por parte de los muy ricos y las profesiones liberales esté en riesgo de debilitarse , indica.

Hasta ahora, se recolectaron 1,100 millones de euros (1,430 millones de dólares) en impuestos vencidos, menos que los 2,000 millones que se pretendía.

La evasión impositiva es endémica en Grecia, lo que dificulta que el gobierno restablezca sus finanzas bajo el rescate internacional de 240,000 millones de euros.

ECONOMÍA INFORMAL A LA ALZA

Datos sugieren que el trabajo informal en Grecia, que tiene una de las economías en peor estado de la eurozona, va a la alza rápidamente, alimentado por empresas endeudadas que intentan ahorrarse las aportaciones al Estado y por la desesperación entre quienes buscan empleo.

En la primera mitad del año, los trabajadores de la economía sumergida representaban 35% de los aproximadamente 30,000 nuevos empleos, según las comprobaciones del Servicio Público de Empleo Europeo (SEPE), cinco puntos porcentuales más que en el 2011. Más de la mitad de ellos eran griegos y 41% inmigrantes.

La mayoría de ellos era empleados en el sector de la construcción o en negocios familiares como restaurantes, cafés, bares y tiendas. El número de autónomos en Grecia -otro indicador del aumento del trabajo sumergido- se sitúa ahora en 31% de los trabajadores, dos veces la media de la eurozona, según el grupo de expertos con sede en Atenas, IOBE.

Cuando la recesión es tan profunda, los derechos laborales son de los primeros que se sacrifican, se vuelven menos importantes para el empresario , dijo el director de SEPE, Michalis Kandarakis.