La Comisión Europea (CE) instó a los países miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI) "más poderosos" a reforzar las arcas de la institución con sede en Washington, ante una reunión crucial del G20 en febrero.

El refuerzo del FMI "debe tener una dimensión mundial", dijo el portavoz comunitario Amadeu Altafaj.

"Apreciaríamos una contribución de los países del G20 en particular de los Estados miembros del FMI más poderosos", añadió, al subrayar que "ninguna región podrá evitar las consecuencias de la crisis" de la deuda.

El FMI intenta aumentar las contribuciones sobre todo de los mercados emergentes, principalmente de países como Brasil, China, India y Rusia.

El Fondo confirmó el miércoles que buscará aumentar sus recursos para créditos en 500,000 millones de dólares, en la medida en que la crisis de la deuda europea se constituye como una amenaza para la economía global.

Con varios países europeos al borde de la recesión y con Grecia cerca de caer en una moratoria, el FMI afirmó que carece de recursos para ser el prestamista mundial de último recurso.

La confirmación por parte del FMI se produjo tras una reunión del consejo de administración el martes para discutir la adecuación de sus fondos disponibles, estimados en 385,000 millones de dólares, que puede prestar a los Estados miembros.

A instancias del G20, el FMI comenzó el año pasado a indagar sobre una ampliación de sus recursos para intervenir en situaciones de crisis financiera.

Los líderes de la zona euro prometieron en diciembre aportar al FMI préstamos bilaterales por un total de 150,000 millones euros (192,000 millones de dólares). Estados Unidos, su principal socio, se ha negado hasta ahora a participar de forma directa.

RDS