Datos negativos del exterior y las preocupaciones sobre la gestión de la economía nacional hicieron estragos en los activos brasileños al final de la sesión del lunes. Las acciones de Petrobras cayeron 6.11%, pero no fueron la única influencia negativa en el Bovespa.

La cotización del dólar, que sobrepasó los 2.61 reales por unidad, jugó un factor importante, al igual que la caída de los precios del crudo. El bajo volumen de operaciones financieras característica del final de año también potencializa las variaciones en las cotizaciones.

El mercado cae con noticias negativas de China, Europa, Japón, Alemania, y también con la demora del gobierno en divulgar las medidas económicas esperadas , dijo el economista en jefe de Orama Investimentos, Alvaro Bandeira, sobre la caída de la bolsa paulista, la mayor de América Latina.

La Bolsa de São Paulo cerró con una caída de 3.31% en la jornada.

Entre las noticias negativas del exterior están la recesión técnica en Japón y el pobre desempeño de las importaciones y exportaciones de China. Además, los precios del petróleo cayeron alrededor de 3% en los mercados internacionales y operan a 60 dólares el barril.

Las acciones de Petrobras se colapsaron y arrastraron al Bovespa hacia abajo. Operadores comentaron a Valor Económico que el mercado también está nervioso por la proximidad de la divulgación del balance de la empresa, que se conocerá el viernes.

Las interrogantes sobre las investigaciones de corrupción que involucran a la petrolera estatal también presionaron a los papeles. Petrobras retrocedió 6.44% a 11.47 reales. Esta cifra es la más baja desde el 21 de octubre del 2005, cuando la acción cerró en 11.56 reales.

Economía de Brasil

(Traducción de Antonio Becerril)

abr