La candidata nigeriana a la presidencia del Banco Mundial (BM), Ngozi Okonjo-Iweala, afirmó el lunes que el nombramiento para este puesto no se decide por méritos y que se otorgará a quien designe Estados Unidos.

"Esto no se decide en base al mérito", dijo. "La votación depende del peso político (...) y por esta razón, Estados Unidos ganará", agregó la ministra nigeriana de Finanzas y candidata a reemplazar al estadounidense Robert Zoellick al frente del BM, a partir del 30 de junio.

El consejo de administración de esta institución de ayuda al desarrollo se iba a reunir este lunes para elegir al próximo presidente.

El estadounidense de origen surcoreano Jim Yong Kim es el gran favorito. Este médico y antropólogo de 52 años es el rector de la universidad de Dartmouth en New Hampshisre (noreste).

La presidencia del Banco Mundial está en manos desde 1946 de un estadounidense gracias a un acuerdo tácito con los europeos que dirigen tradicionalmente el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Sé que rezan para que se produzca un milagro. Creemos en Dios todopoderoso pero Dios también nos ha dotado de sentido común, para saber que (los estadounidenses) van a emplear todo su peso para ganar", dijo esta respetada economista de 57 años, que conoce bien la institución de la que fue directora general de 2007 a 2011.

No obstante, Okonjo-Iweala dijo que pese al aparente fracaso de los países en desarrollo en presentar un candidato, su candidatura ha inyectado cambios en el proceso.

"No volverá a ser lo mismo", por lo "que ya hemos ganado", dijo Okonjo-Iweala.

Tras la retirada el viernes del exministro de Finanzas colombiano José Antonio Ocampo, en liza quedan la ministra nigeriana y el candidato de Washington.

RDS