Por la mañana del miércoles el tipo de cambio alcanzó una cotización máxima de 21.6140 pesos por dólar, amenazando con acercarse a los 22 pesos por dólar antes de cierre de año, aunque moderó su cotización durante la sesión para cerrar en 21.4472 pesos, una depreciación de 1.03% respecto a la cotización del martes.

A las 8:30 de la mañana, la paridad cambiaria  registraba una depreciación de 1.82% o 39.65 centavos, al registrar su máxima cotización de la jornada.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico en Banco Base expresó que “se abre la posibilidad de alcanzar cotizaciones cercanas a 22 pesos antes de que termine el año”.

La depreciación cambiaria se dio luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador propusiera a la subsecretaria de Egresos de la Secretaría de Hacienda, Victoria Rodríguez Ceja, para liderar el Banco de México.

Siller dijo que “el anuncio fue sorpresivo para el mercado, generando incertidumbre sobre las expectativas de política monetaria. En el corto plazo será clave conocer su postura sobre las presiones inflacionarias y si considera que son temporales o no, pues de esto dependerá su votación en la Junta de Gobierno, en caso de ser ratificada por el Senado”.

Carlos Hernández, analista senior de Masari Casa de Bolsa, comentó que “hay dos factores que están generando movimientos para el tipo de cambio, en un externo corresponde a la fortaleza generalizada del dólar, lo cual, ha tenido el mayor factor de ponderación; mientras que el factor interno es un nuevo proceso de evaluación del futuro de política monetaria que estaría implementando Victoria Rodríguez”.

“La fortaleza del dólar se daba por tres elementos: la fuerza que lleva la actividad económica en el Estados Unidos, el inicio del tapering y la perspectiva de acelerar los recortes en la liquidez monetaria”, puntualizó el especialista de Masari.

ariel.mendez@eleconomista.mx