El jefe del Banco de México, Agustín Carstens, dijo que el peso está en un nivel "relativamente competitivo", en momentos en que la moneda mexicana ha cedido terreno.

El peso se ha debilitado alrededor de 1.5% respecto de un máximo de 10 meses que alcanzó el 17 de enero, un día antes de que el banco central sugiriera que podría recortar la tasa clave de interés, la cual ha permanecido en 4.5% desde julio del 2009.

"Si uno toma una visión desde el 2008, el peso está en un nivel relativamente competitivo", dijo Carstens en una conferencia de prensa tras un discurso ante senadores del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El peso mexicano se ha venido debilitando, el pasado viernes se acercaba al extremo más débil de su rango en el corto plazo, presionado por un elevado posicionamiento técnico a su favor, que planteaba a los inversionistas la posibilidad de una extensa toma de ganancias.

El peso se depreció este lunes debido a que los inversionistas movían sus apuestas al euro ante una lluvia de noticias favorables en Europa.

La moneda cerró en 12.7630 a la compra y 12.7650 por dólar a la venta, con una depreciación de 0.50% o 6.40 centavos , frente a los 12.7010 pesos del precio de referencia del viernes.

apr / RDS