St. Louis - La proyección de la Reserva Federal de que su primera alza de tasas de interés sea a fines del 2014 representa una señal demasiado pesimista en momentos en que la recuperación económica se afirma, dijo un consejero del banco central estadounidense.

"El lenguaje del 2014 en concreto nombra una fecha lejana en el futuro en la cual se espera que las condiciones macroeconómicas todavía sean excepcionalmente pobres", dijo el presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard.

"Esta es una señal injustificadamente pesimista como para que la envíe (la Fed)", agregó.

Bullard, que no tiene derecho a voto en el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed este año, dijo que el banco central ahora debería tomarse una pausa y evaluar los acontecimientos de la economía.

Sus comentarios apuntan a una creciente presión sobre el banco central estadounidense para que declare que las recientes mejoras en el mercado laboral dan cuenta de que la recuperación está firmemente en marcha y que considera revertir su postura ultra expansiva.

Un grupo importante de líderes de la Fed, incluido el presidente Ben Bernanke, han sido más cuidadosos respecto al panorama, cuestionando el hecho de que la aún elevada tasa de desempleo de 8.3% continúe bajando tan rápidamente como lo ha hecho desde agosto.

La Fed rebajó las tasas de interés a cerca del cero por ciento en diciembre del 2008 y ha comprado 2.3 billones de dólares en bonos para impulsar el crecimiento.

Las minutas de la última reunión de política monetaria de la Fed divulgadas el martes mostraron que en ese encuentro, un reducido número de consejeros pensaba que el banco central debería lanzar otra ronda de compras de bonos si el panorama económico empeoraba.

ros