Perú, al igual que el año anterior, obtuvo el puntaje más alto dentro del Microscopio Global 2015, Análisis del entorno para la inclusión financiera , al obtener 90 de 100 puntos, tres más que el 2014, lo que demuestra el avance que ha tenido la nación inca para mejorar el marco normativo que potencialice el uso de servicios financieros en su población.

El análisis destaca la reglamentación que se tiene en el país su-damericano, ya que por el lado de la demanda, el entorno para la inclusión es competitivo y abierto. Por ejemplo: No existen topes a las tasas de interés de los préstamos, se permiten las operaciones de agentes no bancarios y el sector público trabaja en estrecha relación con el privado para el desarrollo de nuevos productos para tener mayor impacto .

Asimismo, indica que el gobierno prioriza el acceso y la educación. Actualmente funcionan varios programas de transferencia de fondos del gobierno a través de cuentas formales, y se imparten programas escolares y comunitarios de educación financiera básica .

En Perú, del 2011 al 2014, el porcentaje de adultos que manifiesta tener una cuenta en un banco u otra institución financiera pasó de 20 a 29 por ciento.

Pese a este avance, el estudio hace énfasis en que la inclusión financiera es baja, sobre todo en zonas rurales, y remota en la población de menor nivel educativo.

Aun con un marco regulatorio propicio y un mercado competitivo, la inclusión financiera sigue siendo baja (...) Ante la baja densidad demográfica, la difícil topología y la falta de infraestructura bancaria accesible, resulta muy costoso incursionar en zonas rurales , explica.

Indicadores

Perú es una población de casi 31 millones de habitantes donde existen 38 cajeros automáticos y 88 sucursales bancarias por cada 100,000 adultos.

De los 12 indicadores que evalúa el Microscopio , la regulación de seguros dirigidos a poblaciones de bajos ingresos, la supervisión de sucursales y corresponsables, así como los pagos electrónicos, fueron los que mejoraron en su puntuación de manera significativa respecto del año anterior.

En julio del 2015, el gobierno peruano puso en marcha la primera Estrategia Nacional de Inclusión Financiera, que se centra en siete esferas temáticas: pagos, ahorro, financiamiento, seguro, protección del consumidor, educación financiera y grupos vulnerables.

[email protected]