El presidente de Francia Nicolas Sarkozy afirmó en Deauville que "sería apropiado que el director del FMI fuera un europeo" en la rueda de prensa de la primera jornada de la Cumbre del G8 que preside en esta ciudad del noroeste de Francia.

"Pensamos que sería apropiado que el director del FMI fuera un europeo", dijo Sarkozy interrogado sobre si considera que si el Fondo Monetario Internacional (FMI) designa finalmente a la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde en reemplazo del francés Dominique Strauss Kahn, los países emergentes deberían recibir alguna compensación.

Lagarde es la candidata favorita de los principales países europeos, varios de ellos presentes en el G8 de Deauville para asumir las riendas del FMI, cargo que reclaman los países emergentes al considerar que el factor geográfico no tiene que ser decisivo.

Sarkozy, que admitió que el tema se abordó en bilaterales pero en las sesiones de trabajo oficiales, consideró que el nombramiento de un europeo está justificado por la actualidad económica del Viejo Continente en alusión a la crisis de las deudas soberanas en la Eurozona.

"Tratándose de la gobernanza del FMI, soy europeo y usted ve la actualidad monetaria de hoy: está más del lado de Europa que de los emergentes", argumentó Sarkozy antes de aclarar que "no siempre fue así" en términos de crisis monetarias como las ocurridas "entre 1990 y 2010".

Ese periodo fue sumamente agitado para las economías de los países en desarrollo y en particular en América Latina. Sin embargo nunca un director gerente del FMI provino de alguno de esos países. Desde su creación en 1945, el cargo de director gerente del FMI es ocupado por un europeo.

Los países europeos tienen actualmente cerca de un tercio del poder electoral en el FMI mientras que Estados Unidos suma casi 17 por ciento. Los países asiáticos poseen un 20% y el resto se divide entre los otros países.

Sarkozy defendió las modificaciones en el derecho de voto introducidas en el consejo de administración del FMI que forman 24 países o grupos de países.

"Hemos militado por la modificacion del derecho de voto en el FMI y ¿quién obtuvo mayor derecho de voto? China. ¿Y a costa de quién? De los europeos en particular", dijo el presidente galo que rechazó las críticas de quienes consideran que "los europeos tenemos todo el poder".

RDS