En su primera comparecencia como secretario de Hacienda y Crédito Público Carlos Urzúa Macías explicó a los diputados el primer Paquete Económico de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Por más de cinco horas y acompañado de su equipo, respondió cada uno de los cuestionamientos que hicieron los legisladores en temas de presupuesto, ingresos, gasto social y gasto en infraestructura.

Entre los temas que más generaron polémica fueron los ajustes presupuestarios que se hicieron a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y al Instituto Politécnico Nacional (IPN).

“Vamos a tener mesas de acuerdo entre todos los actores involucrados como la SEP, las universidades estatales, gobernadores y nosotros (...) al igual que otras dependencias públicas, las universidades no tienen un buen manejo del gasto corriente, que es donde se proponen los recortes”, expuso Urzúa Macías ante el pleno de San Lázaro.

Comentó que algunas universidades estatales enfrentan diversos problemas financieros que se deben arreglar como el diseño de sus sistemas de pensiones, los cuales son insostenibles en el largo plazo.

“Tiene que haber un acuerdo acerca del financiamiento, y un acuerdo acerca de sus sistemas de pensiones; así como un redireccionamiento de las universidades estatales, donde también se registran sueldos excesivamente altos”.

Recordó que hay algunas universidades que están bajo la lupa, pues participaron en el desvío de recursos públicos como lo reveló la investigación periodística de Animal Político que denominó La Estafa Maestra.

Reiteró que la creación de universidades nuevas cuenta con 1,000 millones de pesos y beneficiará a 64,000 estudiantes, de los cuales 50% son jóvenes indígenas.

Ante los cuestionamientos por parte de los diputados de reducir también recursos al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, mencionó que se presupuestaron 89,300 millones de pesos, con lo que están protegidas las becas que da este organismo.

Pensiones, de los problemas más graves

El nuevo secretario de Hacienda indicó que uno de los problemas más graves que enfrentará el gobierno federal es en materia de pensiones, pues estima que casi 60% de las personas que ahorra a través de una administradora de fondos para el retiro (afore) y que está a punto de jubilarse no podrá tener acceso a los servicios de salud que da el Instituto Mexicano del Seguro Social.

“Es probable que muchas personas no alcancen las semanas de cotización que se requieren porque van y vienen de la formalidad a la informalidad, lo que implica que muchos de ellos, más de 50% y llegando a 60%, cuando se jubilen, van a tener el ahorro de su afore, pero no van a tener acceso a los servicios de salud”.

Para poder pensionarse, los trabajadores necesitan haber cotizado 1,250 semanas y tener 65 años. Sin embargo, la mayoría no alcanzará a cubrir las semanas requeridas.

Por ello, cuando cumplan 65 años podrán retirar los recursos que ahorraron, pero no podrán tener acceso a los servicios de salud, debido a que no cotizaron lo suficiente para ser beneficiarios de estos servicios.

Urzúa Macías aseguró que el gasto en salud, sólo se redujo en la dependencia que lleva ese nombre, pero en general el gasto en el sector tuvo un aumento de 5.4%, respecto del presupuesto aprobado en el 2018.

Gasolina subirá hasta $20.66 en el 2019

Con respecto a los precios de los combustibles, Urzúa Macías afirmó que la Magna —el combustible que más se consume en el país— subirá máximo a 20.66 pesos el litro, pues no pueden subir más que la inflación de 3.4% que se estima para el 2019.

“En este momento el precio de la gasolina es de 19.99 pesos el litro, y en el 2019 debe ser a lo máximo de 20.66 pesos porque no puede subir más de 3.4%”, acotó.

Al concluir su comparecencia, el funcionario aseguró que el Paquete Económico 2019 que se entregó el sábado pasado es razonable y responsable; además, contiene variables macroeconómicas realistas y no optimistas como consideran algunos.

“Los Criterios Generales de Política Económica 2019 plantean una visión poco optimista y más bien es realista por la situación que hay en el mundo (...) las cosas van a cambiar y México será mejor”, finalizó.