El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) afirmó que existe margen de maniobra en el presupuesto para que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto cumpla con los diversos programas que ha anunciado para 2013, sin endeudarse o subir impuestos.

El presidente del Comité del Indicador IMEF, Jonathan Heath, señaló que, aunque se ha anunciado que el paquete económico de 2013 incluirá un presupuesto balanceado con déficit cero, habrá recursos suficientes para cumplir con los programas de la nueva administración.

En rueda de prensa para dar a conocer los resultados del Indicador IMEF del Entorno Empresarial Mexicano (IIEEM), destacó que en los últimos tres años de la administración del ex presidente Felipe Calderón la recaudación ha sido superior a lo presupuestado.

Expuso que si se ajusta el gasto corriente, como también se ha anunciado, y hay una recaudación más eficiente y eficaz, hay margen en el presupuesto para cumplir con los programas anunciados sin tener que subir impuestos por ahora.

Además, con estos parámetros, hay lugar para tener un presupuesto bien hecho y balanceado con déficit cero, y así financiar dichos programas sin recurrir tampoco a un endeudamiento mayor.

Refirió que con la propuesta anunciada de incluir un déficit cero en el paquete económico para 2013 sólo se cumple con lo dispuesto en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Resaltó que, a la larga, siempre será mejor para el crecimiento de la economía tener un presupuesto balanceado, porque si el país vuelve a endeudarse, el gasto público se vuelve ineficiente porque sólo se estaría pidiendo recursos para pagar los intereses de la deuda.

El regresar a un presupuesto balanceado es simplemente un principio, primeramente, de sanidad y, en segundo, de una mayor eficiencia del gasto público en el mediano y largo plazos , estimó Heath.

Por su parte, el presidente nacional del IMEF, José Antonio Quesada, consideró positivo que el paquete económico para 2013 vaya a considerar un déficit cero, porque México no debe perder el manejo prudente y sano de las finanzas públicas.

No obstante, precisó, para que el nuevo gobierno pueda cumplir con la serie de programas que planea instrumentar el año próximo sin recurrir a más endeudamiento, tendrá que hacer un manejo eficiente del gasto y del aparato burocrático.

Dijo que no pueden considerarse populistas los programas anunciados, ya que el gobierno entrante ha aclarado que no piensa endeudarse para cumplir con sus proyectos en 2013 y que llevará a cabo un programa de austeridad a fin de contar con recursos para ello.

Esto significa que, como lo ha anunciado, el gobierno considera llevar a cabo una reforma hacendaria el año próximo que le permita contar con ingresos suficientes y mantener un presupuesto equilibrado.

No obstante, continuó, para mantener estos programas será necesario aprobar una reforma hacendaria que eleve la recaudación de forma importante y que además cuenta con medidas para hacer más eficiente el gasto.

Señaló que actualmente la recaudación de México representa alrededor de 11% del Producto Interno Bruto (PIB), pero tiene que ubicarse por arriba del promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que está en 20 por ciento.

Para ello, sostuvo Quesada, una de las medidas que tendrán que considerarse dentro de la reforma hacendaria que se propondrá el año próximo es revisar y generalizar la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

apr