Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció los resultados finales de una transacción financiera en los mercados internacionales para reducir su deuda en dólares, así como sus obligaciones financieras de corto plazo. Como resultado de esta operación, se logró la reducción en la deuda total de Pemex por 5,000 millones de dólares, con los recursos de la aportación patrimonial del gobierno federal. Además, la estatal obtuvo un refinanciamiento de pasivos por un monto de 20,130 millones de dólares.

Refinanciamiento de pasivos de Pemex

Dicha operación de manejo de pasivos tuvo los siguientes tres componentes: la colocación de tres bonos a siete, 10 y 30 años, por un monto de 7,500 millones de dólares para refinanciar deuda de corto plazo, explicó la Secretaría de Hacienda.

Además, se realizó la recompra e intercambio de bonos denominados en dólares que vencían entre el 2020 y el 2025, por 8,743 millones de dólares.

También se llevó a cabo un intercambio de bonos en dólares con vencimiento entre el 2041 y el 2048, por un monto de aproximado 3,887 millones de dólares.

“Es importante destacar que en esta operación la demanda total de bonos de Pemex por parte de los inversionistas internacionales superó 50,000 millones de dólares, monto que representa casi la mitad de la deuda de Pemex. Los bonos de mayor plazo fueron los más demandados”, explicó el organismo.

Gracias a esta transacción, la empresa redujo su riesgo de refinanciamiento para los próximos años. Esta operación constituye el ejercicio de manejo de pasivos más grande realizado por un emisor mexicano en la historia.

Racha de renegociaciones

A finales del mes pasado, Pemex concluyó una operación de pago anticipado de deuda, que consistió en utilizar la capitalización recibida del gobierno federal para lanzar una oferta de recompra de bonos con vencimientos en los próximos años por un monto de hasta 5,000 millones de dólares.

Durante la oferta, se tuvo una participación de los inversionistas que le permitió a Pemex cancelar deuda por un total de 5,005.8 millones de dólares, con vencimientos entre el 2020 y el 2023, monto ligeramente superior a la meta establecida.

Las reducciones en la deuda que Pemex logró por año de vencimiento fueron 734.3 millones de dólares para el 2020; 2,781.6 millones de dólares para el 2021; 711.1 millones de dólares para el 2022, y 778.8 millones de dólares para el 2023.

Así, Pemex sumó una reducción de 5,005.8 millones de dólares del saldo de su deuda y además amplió el plazo promedio de la deuda en dólares, logrando disminuir su perfil de vencimientos de corto plazo.