México registró en enero un superávit en sus finanzas públicas de 3,592 millones de pesos, gracias a un explosivo aumento en los ingresos de Pemex por un mayor precio del crudo que exporta.

El superávit de enero contrasta con el déficit de 701 millones de pesos que apuntó en el mismo mes del año pasado, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda difundidas el jueves.

El saldo a favor resultó de un aumento del 10.5% en los ingresos presupuestarios en enero a tasa interanual y de un crecimiento del 5.8% en el gasto.

Pero los ingresos de Petróleos Mexicanos se dispararon en un 137% a 18,441 millones de pesos en enero, favorecida por un precio más alto del crudo mexicano de exportación.

De acuerdo con Hacienda, durante enero el precio de la mezcla mexicana de crudo promedió 105 dólares el barril, contra los 81.5 dólares del mismo mes del año pasado.

México es uno de los 10 principales exportadores de crudo en el mundo y uno de los tres principales abastecedores del combustible a Estados Unidos.

Los ingresos petroleros de México representan un poco más del 30% de las entradas presupuestarias totales del país.

klm