A pesar de que Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) son de las entidades que más inversión atraen al país, para el próximo año serán las que tendrán los mayores recortes en su presupuesto.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), las empresas productivas del Estado serán las más sacrificadas en sus recursos, como efecto de la caída de los precios del petróleo a nivel mundial, ya que tendrán en total un recorte de 77,300 millones de pesos.

Por un lado, Pemex tendrá un recorte de 62,298 millones de pesos respecto de lo que recibió en el 2015, con lo que su presupuesto para el 2016 se ubicará en 478,282 millones de pesos, el presupuesto más bajo desde el 2012.

En tanto, la CFE tendrá 15,002 millones de pesos menos que en el 2015, su presupuesto será de 299,454 millones de pesos, el monto más bajo desde el 2010.

Con respecto a la SCT, se observó que será la más sacrificada de los 25 ramos administrativos, ya que tendrá 20,928 millones de pesos menos que el año anterior; su presupuesto quedará en 105,217 millones de pesos.

Productividad

Analistas comentan que el hecho de que se recorten recursos a las dependencias que atraen inversión al país podría significar una mala señal para la productividad el próximo año.

Esto será un efecto adverso, dado que se están deteniendo los pilares del crecimiento de la economía; por un lado, tienes energía en la parte petrolera y energía eléctrica; mientras que por el otro tienes la inversión en comunicaciones y transportes , explicó José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Dijo que se trata del mismo problema que se ha observado en otros ajustes presupuestales, pues se afecta la inversión en vez del gasto corriente.

Refirió que si bien existe una contracción en los ingresos del petróleo, el sector público está ingresando mayores ingresos tributarios, por lo que recortar el gasto en inversión no fue la mejor opción.

Doble exigencia

Al respecto, Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey, comentó que para que una empresa como Petróleos Mexicanos pueda ser eficiente, necesita mantener niveles de inversión que le permitan tener una base amplia para su productividad, lo cual es algo de lo que ha adolecido en décadas

Es un tema delicado, al parecer el gobierno federal pretende que las empresas productivas del Estado vivan con sus propios ingresos, lo cual es complicado ante las condiciones fiscales que mantienen .

Detalló que tanto Pemex como la CFE tendrán una doble exigencia, porque no sólo tendrán que vivir con sus propios recursos y generar rendimientos, sino que tienen que aportar a las finanzas públicas del país.

De la Cruz agregó que posiblemente con las licitaciones de la Ronda Cero y Uno, la situación para el sector energético mejore, pero será en un mediano plazo.

Armenta añadió que mientras Pemex no incremente su base de inversión, difícilmente será un fuerte competido con las nuevas empresas que lleguen al país.

[email protected]