A pesar de las propuestas económicas de Pejenomics que proclaman apoyo a las empresas, “es evidente la aversión” de Andrés Manuel López Obrador a la propiedad privada, especialmente a las grandes empresas. Sobre estas refiere que un pequeño grupo ha hecho su capital al amparo de la corrupción y el tráfico de influencias y destaca “en el 2014 sólo cuatro empresarios concentraron 9% del PIB”, lamentó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Luis Foncerrada, director del CEESP, afirmó que el documento Pejenomics plantea buenas intenciones, pero no indica cómo ni de dónde se obtendrán los recursos económicos necesarios.

Dijo: “Tiene severas contradicciones, toda vez que propuestas como incrementar la producción nacional en sectores estratégicos y lograr la soberanía alimentaria dan indicios de ideas de proteccionismo, cuando sabemos que esto puede inhibir la competitividad y productividad de los sectores productivos”.

Mientras que en el tema de corrupción e inseguridad, el hecho de conformar un gabinete con personas que han enfrentado acusaciones o procesos legales no parece ser indicio de querer realmente terminar con estos problemas, cuestionó la incongruencia.

A través de su análisis económico semanal, el organismo que forma parte del Consejo Coordinador Empresarial explicó que las propuestas del candidato de Morena a la Presidencia para emprendedores y pymes, además de que en algunos casos ya existen de alguna forma, en otros representan el uso adicional de recursos públicos, así como también algunos pueden no ser compatibles con el tamaño de empresas nacientes.

Por citar un ejemplo: proponer su incursión en sectores como la manufactura 3D y la nanotecnología, y fomentar el desarrollo de tecnología en otros sectores como el de energías limpias, programación y robótica, resulta poco probable cuando los nuevos emprendedores se constituyen como microempresas.