Los pedidos a las industrias manufactureras alemanas retrocedieron un 25.8% en abril en relación al mes anterior a causa del coronavirus, la mayor caída desde 1991 y peor de lo que esperaban los economistas, anunció este viernes la oficina de estadísticas Destatis.

Este indicador, que anticipa la actividad industrial, no había registrado un mes así "desde que empezó la serie cronológica en 1991", indicó Destatis, en un mes en que muchos sectores de la primera economía europea estaban detenidos por las medidas para frenar la pandemia.

Respecto al año anterior, los pedidos cayeron un 36.6% en abril, precisó.

Las restricciones contra la pandemia de coronavirus "fueron aplicadas en la mayoría de los principales países durante todo el mes", explicó el ministro de Economía en un comunicado.

Pero el levantamiento progresivo del confinamiento hace que "el punto más bajo de la recesión industrial probablemente haya pasado", apuntó el ministro. Las fábricas reanudaron la actividad, de forma paulatina, en mayo.

El retroceso histórico de marzo a abril fue mayor al que habían vaticinado los economistas de Factset, que esperaban una caída del 20% en un mes.

Según la oficina de estadísticas, en marzo, la caída de los pedidos respecto al mes anterior fue del 15 por ciento.

Los pedidos de bienes de equipo, como máquinas, se vieron especialmente afectados, registrando un retroceso del 30.6%, los bienes de consumo y los productos semielaborados registraron bajadas respectivas de 11.4% y 22.7 por ciento.

Los pedidos nacionales cayeron un 22.6%, los de la zona euro un 32.6%, y los del resto del mundo un 26.6%, precisó Destatis. La facturación de la industria retrocedió un 11.5% respecto a marzo, según los datos corregidos de las variaciones estacionales.

erp