Los pedidos iniciales de ayuda estatal por desempleo alcanzaron una cifra ajustada estacionalmente de 1 millón 6,000 en la semana terminada el 22 de agosto, mostró el jueves el Departamento de Trabajo.

En total, se registraron 98,000 menos que la semana previa, donde se reportaron 1 millón 104,000 solicitudes.

Economistas encuestados por Reuters esperaban que las solicitudes de beneficios se situaran en 1 millón para la última semana.

La reapertura de las empresas en mayo ayudó a disminuir las solicitudes de subsidios desde un nivel récord de 6.8 millones en marzo, cuando los negocios no esenciales fueron cerrados en un esfuerzo por frenar la propagación del coronavirus.

Los pedidos cayeron bajo el umbral de 1 millón al inicio del mes por primera vez desde que empezó la pandemia en Estados Unidos.

Aunque las nuevas infecciones por Covid-19 han disminuido luego de un fuerte rebrote durante el verano aún existen muchos focos epidémicos, especialmente en campus universitarios donde se retomaron las clases presenciales.

Las empresas han agotado los créditos del gobierno para facilitar el pago de salarios, en tanto que la ayuda de emergencia complementaria federal expiró en julio, sin posibilidad de ampliarla.