Los nuevos pedidos de bienes de capital manufacturados en Estados Unidos subieron más de lo esperado en noviembre, ante una sólida demanda por maquinaria y por metales primarios, lo cual sugiere que el lastre en las manufacturas vinculado al crudo estaría empezando a desaparecer.

El Departamento de Comercio indicó que los pedidos de bienes de capital fuera del sector de defensa y excluyendo a las aeronaves -un indicador seguido de cerca con relación a los planes de gastos de las empresas- se incrementaron 0.9%, tras un avance no revisado de 0.2% en octubre.

Economistas consultados esperaban un incremento de 0.3% en noviembre para el indicador subyacente.

En tanto, los pedidos de bienes duraderos en general, los cuales son ítems desde tostadoras hasta aviones construidos para durar tres años o más, tuvieron una baja de 4.6% en noviembre, presionados por una desplome de 13.2% en la demanda por equipos de transporte.