Washington.- Los nuevos pedidos de bienes a las fábricas de Estados Unidos bajaron más de lo previsto en enero y los envíos también se retrajeron, sumándose a otras señales de una reciente desaceleración en la actividad manufacturera.

El Departamento de Comercio dijo el jueves que los nuevos pedidos de productos manufacturados descendieron 0.7 por ciento.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban que los nuevos pedidos recibidos por las fábricas cayeran 0.4 por ciento.

Los pedidos de diciembre fueron revisados para mostrar una caída de 2.0% en vez de la baja de 1.5% anunciada previamente.

mac