La región de América Latina no ha sido mayormente afectada por la crisis económica en Europa y no se prevé que vaya a tener mayores complicaciones en el corto plazo, aseguró Joaquín Vial, economista en jefe de BBVA para América del Sur.

En la presentación del estudio Situación Latinoamérica , elaborado por el grupo, comentó: Si bien se observa un leve aumento en las primas de riesgo y algunas monedas se han acotado, no se esperan efectos perdurables que alteren de manera sustantiva las previsiones económicas para cada país , dijo.

Vial destacó que entre las ventajas que tiene México es la cercanía y la relación tan estrecha que tiene su economía con la de Estados Unidos, por lo que ha sido beneficiado con el crecimiento en EU.

México ha generado una buena estabilidad política y monetaria, así como unas finanzas públicas sanas, lo que le permitirá consolidar su crecimiento durante los próximos tres años .

Recientemente, BBVA incrementó su estimado de crecimiento del 2010 para México de 4.8 a 5 por ciento. La firma estimó un crecimiento para América Latina de 4.6% en el PIB total de la zona para el 2010, impulsado principalmente por el incremento de la demanda interna.

Sin embargo, en el caso de México, la demanda interna es aún débil, por lo que su crecimiento de corto plazo está basado en la recuperación de la economía de Estados Unidos, lo que para el grupo financiero es un tema que debe el país tomar en cuenta para su desarrollo en el mediano plazo.

El estudio destaca que la inflación de la región está controlada, con países, como Brasil y Perú, que ya han comenzado a subir sus tasas de interés para prevenir que la recuperación se transforme en presiones inflacionarias a mediano plazo.

Mientras, para México, el grupo financiero no espera que incrementen sus tasas de interés hacia finales del 2010 o hasta el 2011.

Por otro lado, Joaquín Vial consideró que los precios de los productos agrícolas en la zona de América Latina han mejorado ante una mejor oferta por parte de los productores, los cuales han tenido mejores condiciones climáticas.

Indicó que en el precio de los metales y petróleo se observa una afectación mayor por la volatilidad de los mercados internacionales, lo que tendrá repercusiones en el saldo de la balanza comercial de la zona latinoamericana.

[email protected]