En 14 de las 32 entidades federativas del país, más de 20% de su Población No Económicamente Activa (PNEA) no tuvo empleo en el 2011, pero aseguró estar dispuesta a enrolarse en el mercado laboral.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), durante el año pasado 6.27 millones de habitantes se encontraron en dicha situación laboral en México, de los cuales 6.1 millones estuvieron disponibles para trabajar pero no buscaron empleo por considerar que no tenían oportunidad de encontrarlo, mientras que 167,490 se desistieron a examinar la existencia de una plaza.

En promedio, la población que se encontró en dicha condición en las 32 entidades federativas representó 18.98% de la PNEA.

Nayarit reportó la mayor proporción. Más de 316,000 habitantes aseguraron estar disponibles para laborar, es decir, 30.84% de su PNEA.

Le siguieron Colima, 27.76%; Zacatecas, con 27.26%; Guanajuato, con 26.44%; Veracruz, con 25.09%, y Tlaxcala, con 24.37 por ciento.

En contraste, Yucatán registró la menor proporción, con 10.42% de la PNEA.

En términos absolutos, 10 gobiernos locales concentraron 61% de los más de 6 millones de personas registradas en esa condición.

Se trata de Veracruz, Estado de México, Distrito Federal, Guanajuato, Puebla, Jalisco, Michoacán, Chiapas, Nuevo León y Oaxaca.

NECESARIO, REVISAR MEDICIÓN

De acuerdo con el investigador de la UNAM, Jesús Sánchez Arciniega, a pesar de que los 6.23 millones de personas están dentro de la PNEA, es gente que realmente está desempleada, por lo que -acotó- si se consideran los 2.5 millones de habitantes que oficialmente no tienen una fuente de ingresos, la desocupación en México es superior a 8.7 millones de personas.

Explicó que el problema radica en cómo se mide el desempleo a nivel mundial, por lo cual –dijo- cada vez es más necesario revisar esas métricas de análisis.

El director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz, recordó que México necesita crear al menos 1 millón de empleos anuales; sin embargo, dijo que sólo genera 60% de los requerimientos reales.

De acuerdo con la encuesta de expectativas que presenta el Banco de México, en el 2012 el número de cotizantes que se sumarán a los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social será sólo 575,000 personas.

fernando.franco@eleconomista.mx