El panorama para la inflación en la zona euro este año es significativamente menor que en el momento de la reunión de política monetaria anterior del Banco Central Europeo, dijo este jueves el presidente de la entidad, Mario Draghi.

NOTICIA: Compras masivas de deuda del BCE hasta marzo de 2017

"En base a los actuales precios del crudo (...) la senda prevista para la inflación anualizada HICP en el 2016 ahora es significativamente más baja en relación con el panorama de inicios de diciembre", dijo Draghi en una rueda de prensa, luego de que el BCE decidió mantener sin cambios sus tasas de interés, que ya se ubican en mínimos históricos.

NOTICIA: No habrá ampliación de zona euro en los siguientes años

"Actualmente se espera que la tasa de inflación se mantenga en un nivel muy bajo o negativo en los próximos mes y que repunte sólo más adelante en 2016", declaró.

Se hará lo posible para estimular zona euro

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, está determinado a hacer todo lo posible para estimular la economía de la Zona Euro, sin ponerse límites sobre los instrumentos a utilizar, después de que el emisor anunció que mantiene estable la tasa directriz.

"Tenemos la capacidad, la voluntad y la determinación para actuar. No hay límites sobre lo lejos que podemos ir a la hora de usar instrumentos de política (monetaria)", dijo Draghi en una conferencia de prensa posterior al anuncio de que el emisor mantiene la tasa directriz de la Zona Euro.

NOTICIA: Desempleo en zona euro cae a mínimo de casi cuatro años

Los gobernadores del emisor decidieron mantener la tasa directriz de la Zona Euro en 0.05%. El indicador es un barómetro de los intereses a los préstamos y se mantiene estable desde septiembre de 2014.

La tasa para los depósitos se mantuvo en -0.3%, cota estipulada en diciembre, y la tasa para los préstamos marginales quedó en 0.3 por ciento.

El BCE mantuvo estable la tasa de interés de la Zona Euro, en su primera reunión de 2016 y los mercados europeos celebraban. La bolsa de Fráncfort que se orientaba a la baja en la apertura subía 1.80 por ciento.

La bolsa de París, que estaba a la espera de la decisión, también celebró la decisión y registraba ganancias de 1.41% a la misma hora.

"El mercado reaccionó positivamente en el corto plazo ya que espera que hayan medidas adicionales del BCE en marzo", destacó Alexandre Baradez, analista de IG France.

Draghi "abrió la puerta para que hayan nuevas acciones en marzo", agregó el experto, para quien esta estrategia sería una forma de estabilizar de manera progresiva los mercados tras la "tormenta" que golpeó a las plazas financieras de todo el mundo a principios de año.

Los inversores, nerviosos sobre cuál sería la decisión del BCE, se había retirado de los mercados el miércoles y las bolsas cerraron con fuertes pérdidas.

Tras el anuncio de que las tasas se mantendrán estables, Draghi dijo que va a ser necesario revisar e incluso reconsiderar la política monetaria a principios de marzo, un indicio de que el emisor europeo puede estar considerando una estrategia monetaria aún más expansiva.

El BCE "está determinado" a actuar y no hay "límites sobre cuan lejos podemos ir con la política", dijo Draghi, quien agregó que la institución no se va a "rendir".

Wall Street también celebró la decisión, el Dow Jones Industrial Average subía 24.66 puntos a 15,791.40 unidades, mientras que el Nasdaq bajaba 11.11 unidades a un nivel de 4,460.58.

Poco después del anuncio, el euro operaba casi estable a 1.0807 dólares frente a 1.0890 dólares del miércoles.

Media hora después de que se iniciara la conferencia de prensa de Draghi la moneda única cayó a un nivel de 1.0778 dólares, tocando un mínimo en dos semanas.

"El euro quedó lastrado porque parece que va a haber más (medidas) de estímulo en la reunión de marzo", comentó Craig Erlam, analista de Oanda.

erp/mac