La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) identifica señales de desaceleración en el ciclo de negocios y económico promedio de sus 36 miembros, incluido México.

Con datos a junio, refiere que los Indicadores Líderes Compuestos (MEI, por su sigla en inglés) de los países de la OCDE, que anticipan el desempeño futuro de la economía, se situaron en 99.8 puntos, con lo que completan un segundo registro consecutivo en desaceleración y debajo de la tendencia de equilibrio ubicada en los 100 puntos.

En el detalle de la información se observa que son 18 los países miembros que arrojaron indicadores debajo de la tendencia, esto es, con un MEI inferior a los 100 puntos, donde está incluido México. Esto significa que poco más de la mitad de los países de la OCDE se desaceleran.

El MEI de la OCDE es una herramienta que ayuda a las autoridades y desarrolladores de políticas públicas a identificar la fase en la que se encuentra el ciclo económico y de negocios de un país. Incluye datos como la actividad industrial, el desempeño de las empresas que cotizan en Bolsa, el Producto Interno Bruto y la confianza del consumidor, entre otros.

MÉXICO, AVANCE MARGINAL

Para el caso mexicano, en junio se completó un tercer avance en el indicador del ciclo económico que mide la OCDE. El MEI de México se ubicó en 99.1 puntos, evidenciando que el ciclo de negocios y económico del país completa 21 meses debajo de la tendencia.

Visto en perspectiva, el indicador mexicano logra un avance marginal que le permite tocar un nivel no visto desde julio del 2017.

SIn embargo, el ciclo económico y de negocios para México sigue debajo de la media en la que está el de los países de la OCDE, que en el citado mes se ubicó en 99.8 puntos, y en el comparativo general, se ubica entre los nueve países con la dinámica más lenta.

EU EN EXPANSIÓN ESTABLE

Entre los países que consiguieron ubicarse en la tendencia de equilibrio del ciclo de negocios y económico, destaca Estados Unidos (EU) con 100 puntos en su indicador, un nivel en el que se encuentra por segundo mes consecutivo. Según la lectura de los expertos de la OCDE, los indicadores de negocios para EU significan “momento estable de crecimiento”.

Al desagregar la información se observa que, entre las economías avanzadas, los siete más desarrollados -Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Francia, Alemania, Japón e Italia- registraron en abril un retroceso leve en su MEI, al ubicarse en 100 puntos, esto tras siete meses consecutivos de mantenerse en 100.1 puntos.

Con este nivel, Estados Unidos se mantiene arriba de la dinámica que traen en promedio las economías del Grupo de los 7 (G7), las más avanzadas, cuyo indicador está en 99.9 puntos, y también está por encima de la media del Grupo OCDE.

Las economías más dinámicas del G7, después de Estados Unidos, son: Alemania, cuyo registro de los indicadores es de 100.1 puntos, así como Italia, con el mismo nivel en su MEI.

En el otro extremo del G7 se queda el Reino Unido, con un MEI en 99.0 puntos, leído por la organización como “signos de desaceleración en el crecimiento”.

EMERGENTES CON BRASIL A LA CABEZA

En el reporte, la OCDE incluye la información de los países que pese a no ser miembros, tienen un impacto determinante en el desempeño mundial. Este mes, sólo incluye los datos de Brasil y China.

Por primera vez en varios meses, identifican al ciclo de China como “crecimiento ganando fuerza”, de manera que para la segunda economía del mundo, la organización mide un registro de 99.8 puntos en sus indicadores, completando un cuarto mes en aceleración.

No obstante al avance, el más dinámico de los dos emergentes registrados en el mes es Brasil, ubicándose en 103.3 puntos, leído por la entidad como un momento de desaceleración por segundo registro consecutivo.