Los mexicanos que viven y trabajan en el exterior rompieron tres históricos en julio con los envíos de remesas a sus hogares en el país, según información del Banco de México. Se registró el mayor flujo mensual de remesas para un mes de julio desde que se recaba la información, correspondiente a 3,270 millones de dólares.

Con estos recursos, se alcanzó la mayor entrada acumulada de los llamados migradólares en los primeros siete meses del año, de 20,524 millones de dólares, cifra nunca captada desde que inició el registro de remesas.

Cada una de las 1.8 millones de familias que reciben estos recursos de nuestros paisanos captó el mayor giro promedio en México desde el 2008, de 340 dólares.

Esta histórica entrada de remesas es explicada por las noticias negativas en el frente migratorio de Estados Unidos, explica Juan Carlos Alderete, economista senior para México en Banorte Ixe.

“Un evento importante durante el periodo fue el anuncio de redadas generalizadas hacia familias migrantes en Estados Unidos. Reportes en prensa aseguran que las detenciones no aumentaron sustancialmente; sin embargo, sólo el aumento en la probabilidad de ser detenidos fue suficiente para impulsar los envíos de remesas”, refiere.

 

También creció su poder de compra

La información del Banco de México muestra que estos envíos de dólares incorporan un crecimiento anual de julio a julio, de 14.4 por ciento.

Sin embargo, al pasarles el filtro cambiario, para dejar estos recursos en pesos mexicanos, que es la moneda utilizada por los receptores en el país para gastar e invertir, el aumento anual fue más moderado, de 10.4%, según estimaciones del economista para América Latina en Goldman Sachs, Alberto Ramos.

El estratega de Goldman Sachs detalla que “las remesas son un apoyo importante a nivel macroeconómico, para el financiamiento de la cuenta corriente, y de forma doméstica, para el consumo privado, particularmente para las familias de bajos recursos que son quienes tienen mayor propensión a consumir, y que también suelen ser los principales receptores de estas remesas”.

Llegarían arriba de 35,000 MDD

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, estimó en su Primer Informe de Gobierno que este año ingresarán al país 35,000 millones de dólares, una previsión que, de acertar, será la mayor entrada de recursos enviados desde el exterior a 1.8 millones de hogares en México.

Esta cantidad podría ser ligeramente superior, de acuerdo con el gerente de Estadísticas Económicas del Centro de Estudios Monetarios de Latinoamérica, Jesús Cervantes, quien plantea un sólido flujo de envíos de los mexicanos que trabajan en Estados Unidos, y anticipa que para el cierre del año podría rondar los 39,000 millones de dólares.

Su estimación está basada precisamente en el mismo evento que detonó los históricos de julio reportados por el Banco de México: el riesgo latente de ser deportados ante el endurecimiento de las medidas antiinmigrantes promovidas por el presidente de Estados Unidos, y agrega la evidencia de una depreciación del peso mexicano.

AMLO califica como “bendición” las remesas que llegarán a México este año

El presidente dijo que al primer semestre del año se recibieron más de 18,000 millones de dólares, por lo que sin la entrada de esas remesas “estaríamos mal”, porque es el principal ingreso para la gente del pueblo.

Al cierre del 2019 se prevé que la entrada de remesas superará 35,000 millones de dólares, lo cual es relevante porque ayuda a reactivar la economía popular, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante su conferencia matutina destacó que a pesar de que estos recursos “son una bendición”, es necesario promover la inversión privada nacional para fomentar que los mexicanos sólo se vayan de país por gusto y no por necesidad.

Indicó que en el primer semestre del año se recibieron más de 18,000 millones de dólares, y que sin la entrada de remesas “estaríamos mal”, porque llega a millones de familias y es el principal ingreso para la gente del pueblo.

“Es muy importante el apoyo de los paisanos migrantes, por eso hay que apoyarlos, son héroes vivientes. ¿Qué hacer hacia delante? A pesar de la importancia que tienen esas remesas, lo más decisivo, lo más trascendente es que el mexicano no se vea obligado a emigrar, que el que salga del país lo haga por gusto, no por necesidad”.

Por otro lado, también informó que los recursos del Fondo Minero todavía no se entregan debido a que se busca que sea de manera directa, sin intermediarios, pero aseguró que antes de que termine este año se entregarán, en particular a las comunidades mineras, a las que les corresponden 1,000 millones de pesos. (Con información de Notimex)

[email protected]