Colombia terminó un año que será recordado como el de los TLC. La entrada en vigencia del acuerdo con Estados Unidos (EU), sumado a la ratificación del tratado con la Unión Europea, los principales socios comerciales del país, son logros que ahora abren una puerta de oportunidades y retos para aprovecharlos.

Aunque todavía es muy temprano para notar el impacto de la entrada en vigencia del acuerdo con EU, desde el 15 de mayo, las cifras hablan por sí solas: las exportaciones a este destino crecieron 13% entre mayo y septiembre del presente año, frente al mismo periodo del 2011.

Según cifras del Ministerio de Comercio, confecciones para el hogar, los lácteos, los textiles y azúcar presentaron un incremento de 114% en los primeros cinco meses de vigencia del acuerdo, crecimiento jalonado principalmente por las mayores ventas de azúcar, gracias a las condiciones favorables que el acuerdo prevé para este producto.

En el caso de la Unión Europea (UE), cuyo acuerdo fue firmado el pasado 26 de junio, en Bélgica, y avanza su discusión en los respectivos parlamentos para que entre en vigencia provisional en enero (del 2013), el panorama también es alentador.

La UE, como bloque, es la primera potencia económica del mundo, superando a EU, que es la primera potencia como país. El Producto Interno Bruto (PIB) corriente de la UE es de 17.578 billones de dólares, mientras que el de EU es de 15.094 billones.

Hecha la tarea de abrir los mercados bajo las mismas condiciones de nuestros competidores de la región, la misión ahora se centra en aumentar y diversificar nuestra oferta exportable y que más empresas participen de manera activa, acompañadas por el gobierno.