La economía mexicana podría conseguir una expansión cercana a 2% este año y el próximo, apoyada por la demanda interna y el mejor desempeño del sector exportador impulsado por Estados Unidos, consignó la aseguradora de riesgo crediticio Coface.

De acuerdo con Patricia Krause, economista para América Latina en la agencia, el panorama de riesgos es balanceado para el año entrante, donde los aspectos positivos están en el futuro del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá y la dinámica positiva de la demanda generada por la primera economía del planeta.

Los riesgos tienen que ver con la incertidumbre por el manejo fiscal que pueda tener la próxima administración y su posición hacia las inversiones privadas.

En la Séptima Conferencia de Riesgo País que realiza Coface en México, la economista para América Latina, advirtió que la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto será el mejor indicador para los inversionistas sobre la ejecución próximos proyectos.

“Si el resultado de la consulta sobre el nuevo Aeropuerto arroja la cancelación del que ya está avanzado en su construcción, afectaría la confianza de los inversionistas extranjeros. Seguramente tendría impacto negativo y motivaría el seguimiento sobre las actitudes del nuevo gobierno hacia la inversión”.

La economista precisó que el compromiso del próximo presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre la prudencia fiscal, no es congruente con los ejes de gobierno que ha planteado en este “largo periodo de transición” para aumentar las becas a los adultos mayores, introducir los apoyos económicos a los jóvenes; la construcción del Tren Maya, el aumento del salario mínimo, y la reducción del impuesto fronterizo.

No obstante, considera que la próxima administración cuenta con el beneficio de la duda, pues una vez que tome el poder y concluya el desarrollo de su primer presupuesto federal, tendrá más elementos para darse cuenta de que no hay espacio fiscal para llevar adelante todos sus planes.

Protegido contra corridas

La economista Patricia Krause hizo también un diagnóstico sobre la posición financiera del mercado mexicano y los factores que han funcionado como escudos de protección ante la ola de aversión al riesgo emergente.

Dijo que, sin duda, el bajo déficit de cuenta corriente, una deuda que se ha corregido a la baja y el monto de reservas internacionales son los escudos de defensa que han facilitado al mercado y a la moneda, una distinción respecto de otros emergentes.

Aclaró además que poseer la Línea de Crédito Flexible abierta en el Fondo Monetario Internacional (FMI) fortalece la disponibilidad de dólares para enfrentar choques externos.

La aseguradora de riesgo Coface tiene su matriz en Francia, posee 26.4% del mercado en el segmento en México con presencia en 100 países y cobertura de riesgo en 200 naciones del planeta.