La expansión del PIB de la zona euro fue de 1.5% en 2015, acorde a lo que pronosticaban los analistas, con un cuarto trimestre en que el crecimiento no registró cambios en relación al periodo anterior, según la primera estimación de la agencia europea de estadísticas Eurostat.

El crecimiento en el último trimestre fue de 0.3%, cerrando así un año en que la expansión del PIB fue desacelerándose en la primera parte del año para estabilizarse en la segunda.

NOTICIA: Sin cambios tasas del BCE; anunciará más medidas

La Comisión Europea en sus previsiones económicas de invierno publicadas la semana pasada estimaba un crecimiento en 2015 de 1.6 por ciento.

La primera economía del bloque, Alemania, registró en el segundo semestre una leve desaceleración de su economía y cerró el año con un 0.3% de expansión. Para todo 2015, según esta primera estimación de Eurostat, el crecimiento fue de 1.4%, inferior al pronosticado por la Comisión (1.7 por ciento).

"El alivio viene de la expansión de 0.3% del PIB de Alemania, que parecía poco probable tras conocerse las cifras de la producción industrial en diciembre", señaló Jonathan Loynes, economista jefe de Capital Economics.

Para España, Eurostat estima que la cuarta economía del bloque registró una expansión del PIB de 0.8% en el último trimestre, sin cambios en relación al anterior, y mostrando una desaceleración en comparación con el primer semestre.

NOTICIA: Panorama de inflación para 2016 se redujo significativamente: Draghi

Así y todo los datos de España dejan en evidencia el dinamismo de su economía. Según Eurostat la expansión en 2015 fue de 3.5%, superior de tres décimas a la pronosticada por la Comisión, que calificó la economía española como "robusta" con una expansión sostenida por el consumo interno, los bajos precios del pretróleo y la competividad del euro en el comercio internacional.

La segunda economía del bloque, Francia, no logró despegar en el cuarto trimestre, cuando registró 0.2% de expansión, una décima menos que en el trimestre anterior. El país registró en 2015 una expansión de 1.2 por ciento.

Aunque para Irlanda falten los datos del último trimestre, las informaciones disponibles publicadas por Eurostat presentan una expansión en los tres trimestres del año 2015 con datos disponibles de 5.5 por ciento.

Los datos disponibles para la zona euro "sugieren que el crecimiento estuvo sostenido por las inversiones y un gasto público superior", señala Loynes considerando que la inversión pública no será a la larga un sostén para la expansión económica.

NOTICIA: Desempleo europeo, en su nivel más bajo desde 2011

"En tanto, la aparente desaceleración en los gastos de los hogares y el comercio neto sugieren que el combustible que alimentaba el crecimiento, la caída en el precio del petróleo y el euro, estarían comenzando a disiparse", agregó.

Por esto, el consenso de los analistas señala una desaceleración en el crecimiento en 2016, según Loynes.

erp