El desempeño del Producto Interno Bruto (PIB) durante el primer trimestre del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que será divulgado hoy podría fluctuar entre 1.1 y 1.6%, proyectaron analistas de Goldman Sachs, Barclays, Citibanamex Banorte-IXE y Banco Base.

El contexto externo dirigido por una dinámica economía de Estados Unidos pudo estar detrás de esta actividad positiva para el país, que sin duda habría compensado el impacto de inversiones en pausa y el deterioro para el desempeño económico interno ante cambios de políticas por el arranque de la nueva administración, acotaron expertos de Banorte-IXE y Citibanamex.

De confirmarse estos pronósticos en la cifra preliminar del PIB que será publicada por el Inegi esta mañana, el crecimiento de la economía mexicana, en el primer trimestre del primer año de gobierno de AMLO, será el segundo más alto para un arranque de gobierno, en tres sexenios.

Sólo es superado por el que se alcanzó en el 2007, de 2.9%, cuando estaba al frente de la administración Felipe Calderón Hinojosa.

De acuerdo con el economista para América Latina de Goldman Sachs, Alberto Ramos, durante el primer trimestre del año, el consumo interno continuó como motor del crecimiento doméstico, apuntalado por el flujo de remesas.

Con él concuerdan estrategas de Citibanamex, que identificaron como otro motor del crecimiento del PIB al sector servicios.

Pero sí hubo descalabro

De acuerdo con economistas de Citibanamex, Banco Base y Barclays, las condiciones internas que prevalecieron en enero, como la huelga de maquiladoras en el norte del país y el impacto del desabasto de combustibles en las actividades económicas, sí tuvieron un efecto negativo en el desempeño de la actividad interna.

Los estrategas de Citibanamex advierten que este contexto pudo generar una disminución trimestral desestacionalizada de 0.1%, esto desde el desempeño del último cuarto del 2018.

En Banco Base son menos optimistas. Ellos consideran que el PIB anual, al primer trimestre, habría conseguido un avance de apenas 0.86 por ciento, desempeño que resultaría de un limitado avance de 0.16% en el comparativo trimestral.

Motor encendido en EU

De acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos, el PIB de la primera economía del mundo consiguió una sorpresiva expansión anual en el primer trimestre, de 3.2 por ciento.

Estados Unidos suele impulsar el desempeño de la economía mexicana a través del comercio. Datos del Census Bureau revelan que sólo en el primer bimestre del 2019, México se convirtió en el primer socio comercial de EU, gracias al aumento del volumen total de comercio.

Este incremento anual de las exportaciones de productos mexicanos, de 5.48% anual, es explicado por la sustitución de artículos que normalmente eran comprados a China, y que se vieron afectados por la imposición de aranceles de EU al gigante asiático.

Mesurar expectativas

De confirmarse un dato positivo, pese al cambio de administración, analistas como Andrés Abadía, macroeconomista para América Latina en la consultoría de negocios Pantheon Macroeconomics, llaman a la mesura de expectativas, pues la mayor demanda de productos mexicanos estuvo claramente vinculada a la imposición de aranceles a productos chinos que condujo Estados Unidos.

El gobierno de México tendrá que suavizar la percepción de cautela extrema que mantienen los inversionistas sobre la economía, en el contexto de la elevada volatilidad que prevalecerá en el mercado mundial, expuso.

Identifica, en los mensajes mixtos que han emitido el presidente, el Congreso con mayoría del partido en el poder y sus acciones contra la participación de la iniciativa privada en sectores estratégicos, factores que sí están poniendo en riesgo elevado al mercado mexicano y contrastan con la percepción anterior.