Descarta el Banco Mundial que la economía mexicana pueda alcanzar un crecimiento superior a 3.3% este año, pues espera un menor dinamismo del consumo estadounidense ligado a la incertidumbre fiscal que atraviesa su principal socio comercial.

En su reporte anual sobre perspectivas económicas mundiales, considera que será hasta el año 2014 cuando la actividad productiva mexicana tendrá la fortaleza para crecer a un ritmo de 3.6%, nivel que mantendrá, según sus proyecciones, hasta el 2015.

En conversación, el economista para América Latina y el Caribe del BM, Augusto de la Torre, matiza que, bajo un escenario de reformas estructurales aprobadas, se podría esperar un mayor dinamismo en la actividad productiva que podría incluso llevar al PIB cerca de 4 por ciento.

Esto se debe al optimismo que se levantaría entre los inversionistas, aclara.

No obstante, en el documento, la expectativa sobre México es de una desaceleración mayor, resultado del fuerte vínculo que tiene con la demanda de EU, que -anticipa- se mantendrá con un bajo dinamismo, resultado de su situación fiscal.

RIESGOS REGIONALES

Considera que la economía mexicana se mantiene en riesgo también por el retorno de dinero itinerante que ha disfrutado en los últimos tres años, lo que podría complicar la aplicación de políticas públicas en economías integradas financieramente en la región, generando apreciaciones monetarias .

Anticipa que a mediano plazo hay expectativas de aumentos en el costo del capital que podrían limitar, advierte, la inversión y el crecimiento.

El BM considera que los cuatro años que lleva la crisis financiera han dejado a las principales economías en una situación frágil con un magro crecimiento. Por ello, instaron a las economías emergentes a fortalecer sus reservas para enfrentar los riesgos provenientes de la zona euro y de las políticas fiscales que adoptará Estados Unidos.

[email protected]