La economía de Italia, golpeada a principios de año por la pandemia de coronavirus, volvió a crecer en el tercer trimestre, con un aumento del 16.1% de su Producto Interior Bruto (PIB) con respecto al trimestre anterior, indicó el Istat.

Comparado al tercer trimestre de 2019, el PIB italiano en cambio se redujo un 4.7%, según los datos de la entidad.

Durante los primeros nueve meses del año, la caída del PIB fue del 8.2 por ciento.

"La economía italiana, después de la fuerte contracción registrada en el primer semestre del año debido a los efectos económicos de la emergencia sanitaria, registró una recuperación sustancial en el tercer trimestre", resumió Istat en un comunicado de prensa.

"La recuperación se registra en todos los sectores económicos y ha sido impulsada tanto por el mercado interno como por el externo", explicó la entidad.

Nicola Nobile, economista de Oxford Economics, destacó que "la cifra del PIB (italiano) fue superior a lo esperado, en línea con las cifras divulgadas por los principales países de la eurozona en las últimas horas".

Sin embargo, los expertos de Oxford Economics estiman que el PIB de Italia disminuirá en el cuarto trimestre, aunque "parece poco probable una recesión récord como la de la primera mitad del año, especialmente a la luz de las medidas más moderadas anunciadas", recalcaron.

Italia, primer país de Europa afectado en febrero por la pandemia, que ha dejado hasta ahora más de 38,000 muertes, estima que este año sufrirá la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, con una caída del PIB de entre el 9% y el 11.5%, debido en particular a los dos meses de estricto confinamiento impuestos en marzo y abril.

La segunda ola de contagios, que ha obligado al gobierno a tomar medidas restrictivas (cierre de restaurantes a partir de las 18:00 horas, etc.) sin decretar hasta ahora el confinamiento total, podría asestar un nuevo golpe a la tercera economía de la zona euro.