La economía estadounidense no trae una trayectoria precisamente robusta, pero ciertamente no se está contrayendo , coincidieron analistas de Bank of America Merrill Lynch (BofA-ML) y JP Morgan.

De acuerdo con la economista senior para EU de BofA-ML, Michelle Meyer, el crecimiento subyacente mejoró con un sólido avance de la inversión corporativa.

Consideró que el dato del último trimestre del año, de una contracción de 0.1% del PIB, incorpora una distorsión en el promedio por la reducción del gasto público en defensa y la acumulación de inventarios.

Se trata de dos componentes volátiles que poco retratan la situación de la economía en general , refirió. En su opinión, el PIB anual para este año en Estados Unidos llegará a 1.5 por ciento.

En tanto, el economista de JPMorgan para EU, Robert E. Mellman, destacó que la composición del gasto de los consumidores y la inversión fija traen un modesto repunte.

Considera que hay riesgos a la alza por el impacto que podría tener el cumplimiento con el fisco para contribuyentes tanto consumidores como empresas.

En su opinión, será hasta febrero cuando se obtendrán datos más certeros sobre la cautela que podrían tener los negocios en lo que va del año, resultado de las nuevas obligaciones fiscales.

Para JP Morgan, la expectativa de crecimiento en el 2013 es también de 1.5%, e incorpora una corrección a la baja de una décima porcentual.

Ambos pronósticos están por debajo de la previsión que tiene el Fondo Monetario Internacional de que la economía estadounidense crecerá a un ritmo de 2% este año.

INESPERADO

De acuerdo con el economista senior de Moody’s Analytics, Ryan Sweet: El hecho de que el PIB se ubicara debajo de 1% es bastante respetable, tomando en cuenta los vientos en contra y los retos que enfrentó la economía en los últimos tres meses del año .

Para esta firma, la expectativa del PIB es de 2.1% para el conjunto del 2013. En tanto, el economista en jefe del Deutsche Bank Securities en Nueva York, Joseph LaVorgna, precisó: La demanda plana habla de la resistencia de la economía. Considerando la incertidumbre del último trimestre por las elecciones y el precipicio fiscal, me parece que no es tan mal resultado .

Deutsche Bank tiene una previsión de crecimiento de 2% para el 2013.

[email protected]