Dos fueron los factores que dieron dirección a los mercados la semana pasada: la Reserva Federal y el PIB en Estados Unidos. El panorama de debilidad económica alejó a los inversionistas no sólo de activos de riesgo, sino también del dólar, esperando hacia la siguiente semana un intenso flujo de información, desde noticias en Grecia hasta datos de empleo de la mayor economía a escala global.

La perspectiva de tasas de interés bajas por al menos los siguientes dos años y un crecimiento menor al esperado del PIB en Estados Unidos en el 2011 llevó a los inversionistas a huir del dólar y refugiarse en activos como el oro y otros metales preciosos, los grandes ganadores de la semana.

Así, el dólar cedió 1.7%, el oro acumuló un avance semanal de 4.7% al escalar a máximos desde diciembre sobre 1,732.20 dólares por onza. Junto con el oro, la plata acumuló ganancias semanales de 6.7% y el cobre de 4% al cerrar en 33.79 dólares por onza y 3.89 dólares por libra, respectivamente.

Para las bolsas, la historia fue distinta. En Europa, el rally de inicio de año se detuvo, el índice Stoxx 600 rompió con seis semanas de ganancias con una caída semanal de 0.2 por ciento. Por su parte, el euro, pese a la falta de acuerdos en Grecia, recuperó 2.2% durante la semana al subir a 1.3216 dólares la tarde del viernes.

En Wall Street, el S&P 500 ganó 0.1% en la semana, sumando cuatro a la alza y su mejor inicio de año desde 1997, mientras que el Dow Jones cedió 0.5%, rompiendo con tres semanas al alza y, finalmente, el Nasdaq ganó 1.07% gracias a buenos reportes trimestrales de las tecnológicas.

Mercados mexicanos mixtos

En México, los mercados vieron movimientos mixtos. Por un lado, el IPC siguió de cerca el desempeño del Dow Jones y por otro, el peso prolongó su rally ante el mayor flujo de capitales al país. Así, el IPC acumuló un retroceso semanal de 0.53% a 37,184.71 puntos.

El peso prolongó su rally por décima jornada, acumulando ganancias semanales de 1.7% a 12.9656 unidades por dólar. Las ganancias podrían continuar si se mantiene el sentimiento positivo en los mercados, aunque con un piso en 12.75 unidades, según Banorte-Ixe.

SEMANA DE EMPLEO Y REPORTES EN EU

El rally con que inició el año podría comenzar a agotarse y la semana que inicia podría ser la continuación de la consolidación que se asomó la semana pasada. El inicio de año ha sido inusual a los de años anteriores, cuando predominó una toma de utilidades, dijo Banorte-Ixe en una nota.

La información será nuevamente basta, desde la cumbre de líderes de la Unión Europea hoy, el esperado acuerdo entre Grecia y sus acreedores privados, para culminar con el reporte mensual de empleo en Estados Unidos.

Pensamos que la estabilización de los mercados financieros internacionales puede continuar en el corto plazo, pero está claro que la crisis de la deuda soberana no está resuelta y que la volatilidad puede surgir en cualquier momento , mencionó Santander.

Si bien habrá información corporativa, tal vez el evento más esperado sea la inscripción de la oferta pública de Facebook en Wall Street, coincidieron analistas.

[email protected]