Washington.- El crecimiento de la economía estadounidense fue revisado netamente a la baja en el cuarto trimestre de 2013, a causa de un consumo menos sólido que lo previsto, según la segunda estimación del departamento de Comercio publicada el viernes.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense se situó en 2.4% de octubre a diciembre, en términos anualizados y datos corregidos por variaciones estacionales, contra una primera estimación de 3.2 por ciento.

La amplitud de la revisión (0.8 punto porcentual) sorprendió a los analistas, que en su previsión mediana esperaban un crecimiento de 2.6 por ciento.

Esta desaceleración de la expansión económica a fines de 2013 estuvo sin embargo precedida por un fuerte tercer trimestre (4.1 por ciento).

La revisión se explica primeramente por un incremento menor al previsto de los gastos de consumo. Motor principal de la expansión económica estadounidense, el consumo aumentó finalmente 2.6% contra 3.3% estimado antes.

El porcentaje es sin embargo mayor que el del tercer trimestre, cuando los gastos de consumo habían subido solamente 2 por ciento.

Otros factores de la revisión a la baja, la acumulación de stocks se desaceleró y principalmente los gastos del gobierno se redujeron más, descendiendo 5.6 por ciento.

Los del gobierno federal cayeron 12,8% durante el cuarto trimestre, con los servicios federales parcialmente paralizados en octubre a causa del enfrentamiento entre el Congreso y la administración del presidente Barack Obama sobre los recortes presupuestarios.

Las exportaciones finalmente aumentaron menos que lo estimado antes: subieron 9.4% (contra 11.4% en la primera evaluación), aunque superaron netamente a las del trimestre anterior (3.9 por ciento).

Las importaciones, que reducen el PIB, aumentaron más que lo previsto (+1.5% contra +0.9% en la primera estimación).

Del lado de las buenas noticias, el incremento de las inversiones fue más fuerte que lo previsto inicialmente (4.5% en lugar de 3.4%), aunque situándose netamente por debajo de la performance de los trimestres anteriores.

En todo 2013, el crecimiento estadounidense se situó en 1.9%, en desaceleración respecto a 2012 (2.8 por ciento).

mac