Los partidos de oposición en el Senado de la República criticaron la política económica de la actual administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador, y consideraron que hasta el momento muchas de las propuestas realizadas por el Ejecutivo federal no se han concretado.

Durante la discusión de la glosa del Primer Informe de Gobierno del presidente, la bancada parlamentaria de Partido Acción Nacional sostuvo que se mantiene escéptica ante la política de austeridad de la administración federal. Consideraron que el proyecto de presupuesto para el próximo año es una simulación para que las personas más desprotegidas acudan a los programas clientelares de Morena.

“A este gobierno no le importa generar crecimiento, desarrollo, empleo ni inversión. Tenemos las cifras oficiales con un recorte de 30% en economía, agricultura, desarrollo social, trabajo y prevención social y más de 40% a turismo, desarrollo agrario, territorial y urbano”, señaló la senadora panista Minerva Hernández.

En su intervención, la legisladora del Partido Revolucionario Institucional, Nuvia Mayorga, señaló que, durante el primer trimestre del 2019, los ingresos totales del sector público fueron inferiores a 68,700 millones de pesos, por lo que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público empleará alrededor 121,000 millones del fondo de estabilización para compensar la baja de recaudación.

Por su parte, la senadora Indira Kempis, de Movimiento Ciudadano, indicó que desde inicios del segundo trimestre del 2019 no hay crecimiento económico en el país, y que además la Inversión Extranjera Directa fue 18.7% menor en el primer trimestre del 2019, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Por otra parte, detalló que hay un desplome en la creación de empleo formal y se han perdido 72,547 empleos, por lo que consideró prioritario replantear las políticas económicas.

Finalmente, el legislador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática, Antonio García, dijo que en el primer año de gobierno no se definió la política económica que pudiera combatir la pobreza y la inflación.

En ese sentido, recomendó promover otras industrias, en lugar de apostarle al petróleo como única alternativa para el desarrollo.