Se registró una desaceleración en la tasa anual de personal ocupado dentro del sector manufacturero, que pasó de 3.51% en abril del 2017 a 3.11% en abril del 2018. Esta situación refleja que, aunque la ocupación laboral en la industria manufacturera sigue creciendo, lo ha hecho en menor ritmo.

En su interior, el número de obreros aumentó 3.24% en dicho sector, mientras que el de empleados creció sólo 2.61 por ciento. Ambas variaciones también son menores a las presentadas en el mismo mes del 2017 (3.56% y 3.59%, respectivamente).

Según cifras desestacionalizadas del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), la industria en la que se registró la caída más profundizada de personal ocupado fue la de fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón (-5.26%); otras reducciones se presentaron en impresión e industrias conexas (-2.47%), curtido, acabado y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos (-1.48%), industria de las bebidas y del tabaco (-1.12%), fabricación de prendas de vestir (-1.02%), industria química (-0.18%) y por último, industria de la madera (0.05 por ciento).

Por el contrario, las industrias que mostraron un comportamiento favorable de ocupación laboral fueron: fabricación de equipo y transporte (8.26%), fabricación de maquinaria y equipo (6.89%), fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica (4.87%), fabricación de quipo de computación, comunicación y de otros medios componentes y accesorios electrónicos (4.38%), industrias metálicas básicas (3.91%), fabricación de productos metálicos (1.80%), industria del papel (1.79%), fabricación de muebles, colchones y persianas (1.67%), fabricación de productos textiles, excepto prendas de vestir (1.51%), industria del plástico y del hule (1.01%), industria alimentaria (0.60%), fabricación de prendas de vestir (0.30%), fabricación de insumos textiles y acabado de textiles (0.19%), fabricación de productos a base de minerales no metálicos (0.13%) y otras industrias manufactureras (1.05 por ciento).

Remuneraciones

En el cuarto mes del 2018 se registró una tasa anual de 1.42% en las remuneraciones medias reales, que además de ser superior al resultado que se obtuvo en el mismo mes del 2017 (-0.48%), también hila tres meses de crecimiento.

Al interior del rubro de remuneraciones, dos de sus componentes: salarios y sueldos también mostraron un mejor comportamiento dentro de la industria manufacturera; los salarios pagados a obreros aumentaron 1.93% y los sueldos pagados a empleados 2.14%, ambas variaciones anuales son mayores que las presentadas en abril del 2017, en donde se tuvo una tasa de 0.55% para salarios y -1.31% para sueldos. 

El componente de las prestaciones sociales presentó un incremento anual de 0.15% en abril del 2018, cifra con la cual se hilan dos meses de recuperación, después de haber experimentado 13 periodos con variaciones negativas.

En su conjunto, los sueldos, salarios y prestaciones tuvieron caídas sólo en siete de las 20 industrias consideradas, estas fueron: la industria de las bebidas y el tabaco (-0.05%), fabricación de productos metálicos (-0.36%), industria de la madera (-0.56%), fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica (-0.59%), fabricación de maquinaria y equipo (-1.63%), industria química (-1.76%) y fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón (-11.55 por ciento).

 

ana.garcia@eleconomista.mx