El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, celebrará el próximo 6 de julio una sesión informal para hablar sobre la economía de su país. Sin embargo, esta ocasión será atípica, ya que el Mandatario se valdrá del mundo virtual de Twitter.

La Casa Blanca dio el anuncio precisamente a través de esta red de información web. La oficina del gobierno estadounidense invitó a potenciales participantes a remitir sus preguntas para el próximo miércoles.

La cuenta de la Casa Blanca en Twitter, que tiene 2.2 millones de seguidores, llamó a que los cuestionamientos se envíen a la nueva cuenta @townhall bajo la etiqueta AskObama (pregunta a Obama).

La Casa Blanca, bajo la presidencia de Obama, hace un uso regular de las redes sociales, las que considera una forma de hacer llegar su mensaje a una amplia variedad de estadounidenses.

La cuenta de Obama en Twitter, en la que recientemente ha empezado a escribir ocasionalmente él mismo, es una de las más populares del sistema, con 8.9 millones de seguidores.

Así, la próxima semana los estadounidenses le preguntarán a Obama What's happening? (¿Qué está pasando?). Los twitteros harán válida la frase con la que la empresa de San Francisco describe a esta red: Twitter es la mejor manera de descubrir qué hay de nuevo en tu mundo .

EL QE2 LLEGA A SU FIN

El programa de flexibilización monetaria de la Reserva Federal (Fed), bautizada Flexibilización Cuantitativa 2 (QE2), finalizó este jueves, luego de haber provocado más polémica que crecimiento y empleos.

La Fed puso fin a ocho meses de recompra de títulos de deuda del Tesoro por 600,000 millones de dólares, comprando en la mañana obligaciones por 4,900 millones, culminando una de las intervenciones más ambiciosas de la historia del banco central.

Esta operación, emprendida luego de otro programa similar lanzado en el 2009, hizo correr mucha tinta. Sin lugar a dudas, evitó el riesgo de deflación evocado por Ben Bernanke en el momento de su lanzamiento.

No obstante, los economistas están muy divididos sobre el apoyo efectivo que esta medida aportó a la actividad.

Los efectos del QE2 sobre las tasas de interés fueron relativamente modestos, eclipsados por eventos como la crisis de la deuda en Europa, Libia y Japón , estimó Justin Wolfers, de la Wharton Business School.

El desempleo, que se situaba en 9.7% en octubre, justo antes del lanzamiento, descendió apenas a 9.1% en mayo.

El ritmo de crecimiento se desaceleró 2% en el primer semestre. El QE2 fue un terrible error y pienso que fue contraproducente para el crecimiento económico. Reactivó la inflación y eso puso bajo presión a la gente que más necesita rembolsar sus deudas , consideró John Ryding, jefe de economistas del gabinete RDQ Economics.

La idea era inyectar en el sistema financiero la liquidez que permitiera bajar las tasas de interés a largo plazo, para alentar la inversión y el consumo. El riesgo era que ese flujo de dólares hiciera disparar los precios.