El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acudió el lunes a Twitter para exponer su punto de vista en las negociaciones sobre el abismo fiscal con el Congreso y expresó que los beneficios tributarios que tienen las familias de clase media estarían en riesgo si no se suben los impuestos a los más ricos.

Obama está negociando con el Congreso evitar una crisis fiscal a fin de año. Si el gobierno y los legisladores no logran un acuerdo, entonces, entrarían en vigor alzas de impuestos generalizadas y recortes al gasto. De acuerdo con analistas, lo anterior llevaría a la economía nuevamente a una recesión.

El Presidente respondió preguntas en Twitter durante aproximadamente una hora, el lunes, en su campaña para presionar a los republicanos en el Congreso a aceptar un aumento en los impuestos para los estadounidenses más ricos como parte de un paquete de recorte del déficit.

En tanto, los representantes republicanos realizaron su primera contrapropuesta pública al gobierno de Obama, en las negociaciones para reducir el déficit, lo que obliga a la Casa Blanca a responder en menos de un mes a ese plan para evitar caer en el precipicio fiscal.

En una carta enviada al presidente Barack Obama, los responsables republicanos de la Cámara de Representantes pusieron por primera vez en cifras su plan para reducir el endeudamiento.

La primera diferencia con el plan del gobierno es un aumento de los ingresos fiscales de 800,000 millones de dólares, inferior a lo que pide el gobierno, de 1.6 billones de dólares en 10 años.

El principal punto de la propuesta es que los republicanos se oponen a cualquier alza de los impuestos para los más ricos, una exigencia defendida por Obama, que se anuncia como la piedra en el zapato de las negociaciones. Una usuaria, que se identificó como Emma Robertson, expresó preocupación por que las exenciones impositivas para los propietarios de viviendas podrían verse amenazadas en un eventual acuerdo.

Como propietaria de vivienda, me preocupa que las deducciones para los dueños de viviendas esté en riesgo. ¿Podría ser así? , preguntó en un tweet.

Obama respondió que tales exenciones impositivas eran importantes para las familias de clase media y podrían peligrar si no se incrementan los impuestos para los estadounidenses más ricos.

Las exenciones para la clase media son importantes para familias y economía. Si niveles más altos no suben, existe peligro de que las deducciones de la clase media se vean afectadas , dijo el Presidente en Twitter. Los recortes impositivos aprobados por el expresidente George Bush terminan a fin de año.